Publicidad
Publicidad

Opinión

Helguera y el plan De Zerbi con Mel

  • EL OTRO PARTIDO
  • 06/03/2020 - 08:14
Helguera y el plan De Zerbi con Mel Luis Helguera, en su presentación (C. Torres)

Manuel Borrego

 

"Pasaron muchas cosas en la temporada del descenso" recordó este jueves en su presentación Luis Helguera. Lo dijo en presencia de miembros del consejo de administración de la UD Las Palmas y del director general de la entidad. También del secretario técnico actual. "No todo se hizo mal, también acertamos en fichajes", recordó.


De aquel año, semillas que germinaron aún quedan. Y todo comenzó con la negativa de Quique Setién a aceptar las condiciones para la renovación de su contrato. Recordemos: el más elevado en dinero y tiempo de cuantos ha ofrecido la UD Las Palmas a ningún otro preparador. El ahora entrenador del Barcelona tenía otra visión de las cosas y expectativas; no siguió.


Tras ello Luis Helguera tenía en proceso, junto al entonces director deportivo del club Toni Cruz, el arribo de un nuevo técnico, cuya juventud y valía profesional ofrecían garantías. Entonces, como ahora, en los últimos meses de la competición tuvo la comisión deportiva tiempo para preparar el desembarco. Estaban convencidos de que Roberto De Zerbi podría ser el hombre. Y tanta fusión había en aquella idea que el propio técnico italiano y sus asistentes, a modo de zapadores, habían preparado el terreno para empezar una etapa en España con inicio en las Islas Canarias.


Sin embargo, la llegada de De Zerbi no se completó por sus problemas judiciales con el Palermo y la tardanza generada ... y a partir de entonces, la historia del propio Helguera cambió a la par que la del equipo.


Desde comienzos de marzo de 2020, el club y Helguera han dado un paso inicial interesante: no hay un segundo caso de titubeos porque tienen claro que Pepe Mel es el hombre. La pirámide de la nueva temporada empieza ahí, aunque antes hay que rematar ésta. Porque con 34 puntos no todo está dicho, ni para soñar o tener pesadillas. Y porque hay que ganar aún partidos para que el asiento de Mel sea completo.


Helguera tiene muchos terrenos ganados, porque los ha conocido. Conoce el club y los gustos de la afición, conoce a los miembros de la entidad, conoce también cómo es el fútbol profesional español y admite sus propios errores y aciertos. Y ahora tiene que también descubrir los errores más recientes, que no son suyos. Quizá uno de ellos es ese volumen tan notable de lesiones que él mismo admite haber afectado al rendimiento de la plantilla; al fin y al cabo lo más importante en el ramo profesional. Son tan importantes los datos que arroja que no conocemos a una UD Las Palmas tan condicionada durante tantos meses por asuntos de enfermería. Y no hablamos de fracturas óseas. Lo de los árbitros, no es asunto suyo.


El arribo de un nuevo director deportivo es, como siempre, una ilusión que se regenera. Lo es también la llegada de un entrenador o un jugador. De eso se trata; de reinventar el proyecto. Pero antes hay que eliminar incógnitas, que todavía están abiertas (insistimos).


Trabajar con tanto margen temporal es una gran ventaja. Él mismo lo ha dicho: "no por fichar buenos jugadores se tiene un buen equipo; hay que hacerlo". Y el equipo debe empezar con una convencida colección jerárquica de sus actores. Ese paso es bueno. En esta segunda oportunidad, salvo que el fútbol demuestre lo contrario, el nuevo director deportivo podrá hacer real su particular plan De Zerbi con Pepe Mel. Sólo falta ver en papel el ‘sí' del entrenador, otro convencido de que el renacer amarillo está por llegar.

 

 

Noticias relacionadas