Publicidad
Publicidad

Opinión

La contrarreloj por equipos de Pepe Mel

  • EL OTRO PARTIDO
  • 06/03/2019 - 12:34
Una imagen simbólica de Pepe Mel. No necesita más explicación (C. Torres)

Manuel Borrego


Mucho que explicar o conseguir, poco tiempo para probar. En esa tesitura está Pepe Mel, el tercer técnico de la campaña de la UD Las Palmas. Ha pedido lo máximo en 14 partidos, aunque la realidad de su intención es que sea para 18 encuentros porque se ve como objetivo final o más real el de la promoción.


Es una batalla contra el reloj con una primera herramienta utilizada por él que está cargada de mensajes. Porque ha dejado en pocas horas un reguero de ideas que, aunque fueron dichas en público, lo cierto es que estaban dirigida a los jugadores.

 


Y en esa coincidencia de conceptos, Mel habló de lo mismo que Jiménez y Herrera, sus recientes antecesores en el proyecto de la actual campaña. Una frase: "En Segunda División no logran el ascenso las mejores plantillas o los mejores jugadores. El éxito es para los mejores grupos (equipos)".


Dicho así por él es el mismo diagnóstico desde la segunda parte de la temporada 2016-17, cuando el fútbol de la UD Las Palmas o el conjunto amarillo enfermó. Cambios de técnicos, jugadores, estilo, sistemas ... pero lo que no se ha logrado o, mejor, casi consigue Paco Herrera es que volviera a aparecer ese grupo ganador que vuelva a hacer de pegamento en todo lo que es el proyecto de la entidad.


No se puede discutir de inicio a Mel su valentía al aceptar un reto inédito al menos en la entidad. Y tampoco la energía e ideas claras con las que parece haber entrado en la isla. En su mente hay una especie de clonación del último Betis del ascenso, con el punto de partida de repetir en esos 14 partidos al Rubén que con él ha conseguido los mayores logros realizadores de su historial.


Mel pide "mente limpia" al futbolista. También, de alguna manera, ha requerido lo mismo para el aficionado que otras veces conoció desde el banquillo visitante.


Lo que hemos de advertir es que estamos o no ante un periodo de la UD Las Palmas apasionante. Porque si es capaz de convertir esos 14 encuentros en 18 se habría firmado una de las remontadas épicas que llenarán páginas en los libros de historia del club. Y nada digamos si el objetivo del ascenso se celebra al final de la campaña. Pero no se distraigan: En manos de Rubén, Mir, Araujo, de Peckhart, Momo, Aythami, Deivid, Raúl ... está.