Publicidad
Publicidad

Opinión

Tana, incompatibilidad inesperada

  • EL OTRO PARTIDO
  • 04/11/2018 - 18:11
Las instrucciones de Jiménez a Tana, durante el partido de este sábado contra el Deportivo (C. Torres)

Manuel Borrego

Quizá llevado por la intensidad o la pasión de los momentos vividos unos minutos atrás, quizá por los acontecimientos finales de un encuentro que se escapó entre los dedos en la última jugada, Manolo Jiménez nos brindó en el ‘otro partido' unos argumentos que le introducen un poco más en su propio laberinto. De repente, el técnico andaluz expresó al desnudo sus pensamientos descubriendo que para él existe una incompatibilidad entre el tridente de la UD Las Palmas y el jugador diferente de la plantilla, Tana Domínguez.

"El tridente o Tana", porque "no me salen las cuentas" dijo en un primer paso después de lo vivido frente al Deportivo. "Me encanta el tridente y me encanta Tana"; "hay partidos en el que jugará el tridente y en otros jugará Tana", "y en otros Maikel Mesa; pero todo no puede ser".

Sin duda, su teoría de la evolución del juego de ataque que ha confeccionado en plantilla la UD Las Palmas va en consonancia a sus propios actos. Tana y el tridente Mir, Araujo y Rubén no se encuentran en sus planteamientos desde que la participación de las tres lanzas es posible con la vuelta del Chino Araujo.

Esa es una de las afirmaciones que va a marcar esta etapa de Jiménez como entrenador de la UD Las Palmas. La colocamos en el mismo calado de cuando dijo que en plantilla no "tengo extremos que puedan desbordar". Dicho y hecho: este sábado, por ejemplo, no estuvieron convocados Blum o Fidel, tampoco utilizó a Sacko prefiriendo el refugio de una defensa de cinco piezas para proteger el marcador tan minimizado como era el 1-0. Pero este es un asunto que aparcamos, aunque los resultados saltan a la vista: dos usos del trío de centrales, dos golpes adversos.

Sobre el tridente y Tana habría mucho que hablar, porque esa afirmación que ha realizado va en dirección contraria a la propia confección de la plantilla. La apuesta por el tridente, tan aplaudida dentro y fuera del club, es tan proporcional como la renovación de Tana ¡hasta 2023!. Y ya ese dato es ilustrativo de lo que se piensa en el club sobre una hipotética alergia futbolística de Tana con el estilo que quiere la UD Las Palmas.

Y también viaja en contra de lo que el propio entrenador dijo el 24 de agosto, cuando se confirmó la continuidad del futbolista al que consideró "un jugador importante de la plantilla". Porque "aquí se le entiende y por eso vamos a intentar que sea el mejor Tana que hemos conocido. Lo voy a intentar y creo que él me va a dejar".

Con estos aperitivos, no encaja la frase pronunciada apenas unos minutos tras el encuentro. No imaginamos que un jugador-batuta no pueda ubicarse en un sistema de juego (léase estilo) que conecte con tres realizadores. No imaginamos -salvando las distancias obvias- a un entrenador del FC Barcelona diciendo que "Iniesta" o "Neymar, Messi y Suárez", por poner un ejemplo sobre uno de los tridentes más cotizados de las últimas décadas. O en el Bernabéu escuchar que "Modric" o "Benzemá, Bale y Cristiano".

¿Qué es entonces lo que no coordina entre Tana y el tridente amarillo?. La realidad es que ese potencial tan extraordinario que se ha reunido en las manos de Manolo Jiménez aún no se está expresando como debe. No dicta los partidos de principio a fin, no gobierna a los rivales y, ahora, ni siquiera gana lo suficiente. Coartadas así se pueden agotar por sí solas.