Publicidad

Raúl Fernández

"Soy feliz cuando dejo la portería a cero"

  • DECLARACIONES
  • 17/09/2021 - 12:48
"Soy feliz cuando dejo la portería a cero" Raúl Fernández, en la Ciudad Deportiva de Barranco Seco (C. Torres)

B. Pérez

 

El meta Raúl Fernández expresó este viernes, en vísperas al viaje del equipo a Burgos, que “soy feliz cuando dejo a cero la portería" (...) "hay que salir con esa idea grabada en la cabeza". Se puso como objetivo seguir mejorando. “Cada vez estamos haciendo mejor las cosas. El día del Ibiza nos despistó el gol temprano. Era un buen rival. Hemos jugado contra rivales hechos. Nosotros nos conocemos y aún hay que adaptar a los fichajes nuevos. Estamos aún en construcción, estamos cerca de conseguir el equipo que queremos ver. Los resultados nos darán confianza”.

 

El portero vasco, ahora de nuevo titular en la UD Las Palmas, afirmó que “aquí sigo a gusto, me siento bien” en relación a su estancia en el club y en la isla. “Cuando uno no juega por una desgracia, lo pasas mal. Sabía que después de la tempestad saldría el sol. Lo tenía en la cabeza. Soñaba entrenar con mis compañeros, volver a jugar, ir a la Ciudad Deportiva … Sólo falta que en lo deportivo estemos mejor, con remontada de resultados. Pero en lo personal estoy cumpliendo con lo que soñé”.

 

“Siempre me sentí arropado en la isla por la gente. Estaba dando buen rendimiento cuando jugaba”, añadió. “Estoy súper a gusto para dar lo mejor que tengo en ayuda al equipo. El esfuerzo lo valora el aficionado y por mi parte no va a quedar”.

 

“No me pasó por la cabeza el dejarlo. Porque mucha gente pasó por situaciones parecidas y salieron adelante”, expresó en UD Radio. “Siempre tuve fe en mi recuperación, en volver a ser el Raúl que estaba. Que algún día iba a volver otra vez a entrenar y parar como paraba antes. Hubo días complicados en el camino. Fueron muchos días y meses estando al margen de los compañeros. Pero la fe nunca la perdí”.

 

“Estoy en el camino”, añadió sobre su evolución en el campo. “Ha sido mucho tiempo. A uno no se le olvida parar. Lo que quería es estar en el campo. A los porteros nunca le gustan encajar goles. Pero estoy intentando por hacer lo que está en mi mano. Si el delantero es feliz cuando marca goles, el portero lo es cuando deja portería a cero. Por ahora sólo la dejé un partido (Montilivi, frente al Girona). Ahí tenemos que mejorar todos, a ver si somos capaces de dar seguridad. Creo que ya estoy cerca del portero que me gustaría ser”.

 

“El ser humano se olvida rápido de los malos momento. Y por eso a veces sufres cuando no ganas. Antes ni podía ir convocado. No tenía la oportunidad de resarcirme de un mal partido o de una victoria. Simplemente estaba apartado y todo era más duro. Como futbolista no tenía la oportunidad de divertirme en el campo o en el entrenamiento. En mi caso, durante mucho tiempo”, recordó. “Por eso quiero aprovechar cada día, entrenar como el Raúl que me gusta y encima compito”.

 

 

“El Burgos tiene automatismos trabajados desde hace mucho tiempo. Nosotros también, de otros años que hemos venido trabajando. Tenemos una oportunidad muy buena ahora, ante un rival que en casa es fuerte y que ganó 3-0 al Valladolid. Pero hay que salir concentrados y estar así hasta el minuto noventa”, precisó. “Es un partido bonito. Me gusta ir a jugar a esos campos”, reflexionó. “Si logramos la victoria fuera de casa, antes vamos a crecer y mejorar en la clasificación”.

 

“A mí me gusta la presión, que me exijan y pidan lo mejor”, concluyó. “Es ahora que hablemos poco y trabajemos mucho. Que saquemos puntos que nos den moral”.