Publicidad

Paco Jémez

"Si descendemos a Segunda tenemos que irnos matando"

El entrenador de la UD Las Palmas envía una oleada de mensajes a la plantilla sin descartar cualquier escenario. "Necesito que los jugadores den mucho más de lo hecho hasta ahora"

  • DECLARACIONES
  • 12/01/2018 - 10:27
Paco Jémez (C. Torres)

B.P.

Paco Jémez volvió a hablar claro este viernes. No está a gusto con lo que ha desarrollado la UD Las Palmas en sus tres primeros partidos como técnico. Y espera un cambio, sin descartar más salidas de la plantilla.

Ve posible cualquier escenario por lo que espera que, al menos, sus jugadores presenten batalla empezando este sábado en Montilivi, frente al Girona (12.00 horas). "Necesito a un equipo intenso", dijo enviando un mensaje a los jugadores. "Luego seremos peores o mejores de cara al gol o defendiendo. Pero se nos tiene que ver como un conjunto con ganas de salir de ahí. Eso no se tendría ni que pedir por respeto a la afición, a nuestra profesión. Nos podemos ir a Segunda División, pero matando. Tenemos que demostrar que esto nos duele, que queremos salir de ahí. No voy a permitir a nadie que en esta situación está al margen del grupo. Se lo he dicho a los jugadores: eso no lo perdono. Sin embargo, todos los que están aquí están elevando el nivel de entrenamientos y de competición".

Se refirió también al desequilibrio en el número de goles a favor y en contra. Reconoció en este sentido que "en muchos equipos en los que he estado encajamos muchos goles, pero también creábamos muchas ocasiones y goles. No estamos siendo solventes en defensa ni contundentes en ataque. Necesitamos mejorar las dos cosas. A partir de ahí, todo debe cambiar".

Porque, en estos tres partidos de su etapa, también "hemos encajado mucho y marcamos pocos. No me cuadra la situación. No podemos ser conformistas. Necesito que el jugador deba dar muchísimo más de lo que ha hecho hasta ahora".

Así, nuevo mail público a sus futbolistas. "No es que yo crea que lo puedo ver. Es que quiero que lo hagan mañana mismo. Quería verlo antes contra el Valencia. Estoy encantado con el trabajo que están haciendo. Se nos caen jugadores en los partidos y en los entrenamientos, porque quizá estas sesiones no lo han hecho hasta ahora. Pero en el campo, en los partidos, nos estamos quedando cortos en todo".

No descartó el técnico alguna variación para mejorar el rendimiento. "Vamos a cambiar para encajar menos goles, pero también para ser más contundentes. No es una cuestión táctica, es una cuestión de mentalidad. Si tiramos dos o tres veces cada uno arriba y ponemos dos centros buenos los números cambiarán"

Jugará Raúl

"Mañana seguirá Raúl, quiero darle dos partidos. También se los di a Chichizola. Y entonces decidiré quién sigue. Tenemos dos porteros de un nivel muy similar. No hay grandes diferencias. No vamos a perder o ganar con cada uno que juegue. Tendrá que jugar el que tenga más confianza. Es verdad que Raúl ha jugado más y tiene ese paso de confianza. Pero he querido ver a Leo también", dijo sobre los porteros.

Se volvió a dirigir a la plantilla. "Todos han estado por debajo de su nivel desde el primer partido de Liga. Esto no viene de dos partidos atrás, sino de cuando empezamos. Nadie ha empezado bien. No es una cuestión de ahora es ser el último y el equipo más goleado. Ninguno hemos dado nuestro mejor nivel y tenemos que darlo. O a lo mejor resulta que no lo tenemos. Los grandes competidores son los que compiten en las peores ocasiones. Igual no somos así".

Porque "no hemos demostrado nada. Lo que supuestamente podamos ser no me interesada nada. Lo que importa es lo que demostramos. Necesitamos un cambio para mejor, que vea nuestra afición que estamos por la labor de hacerlo. Porque si no es así, no cambiaremos nunca".

"El equipo ha entendido bien que somos más intensos a la hora de presionar, aunque hubo momentos contra el Valencia que no hicimos absolutamente nada. La mentalidad hay que cambiarla y cuesta tiempo. Para ser un equipo necesitamos intensidad, presionar bien y ayudarnos entre nosotros. Todo eso lo vamos cogiendo", expresaba el técnico. "Pienso que hasta que no demos otra cara distinta no vamos a ganar un partido, ni teniendo mucha suerte. Por eso debemos centrarnos en el trabajo y en todos los aspectos del juego que hemos hablado hasta ahora".

Cambios en Montilivi

El primer obstáculo en el calendario y último de la primera vuelta es el Girona, con su especial manera de interpretar el fútbol a las órdenes de Pablo Machín. "Necesitamos ganar ese partido que nos haga ver las cosas de otra manera, pero los tres puntos no van a llegar por arte de magia. Lo que más me preocupa ahora es ver mejoría en el equipo. Espero verlo contra el Girona y que eso nos valga para los tres puntos, porque si no somos capaces de cambiar va a ser imposible ganar partidos en Primera".

Esas alternaciones serían de piezas, no del modelo de juego al que él es fiel. "Nos obligamos a realizar esas variaciones porque no nos vale lo que hemos hecho hasta ahora. Los cambios están dirigidos a ser en el encuentro más ofensivos, para crear más ocasiones. Como también hemos probado muchas cosas en defensa, tendremos que hacer cambios y alternativas para conseguir un equilibrio entre ataque y defensa".