Publicidad
Publicidad

"Juanito pudo ser jugador de Las Palmas, pero ..."

Pepe Juan descubre un episodio de la etapa juvenil, en el 28º aniversario de la muerte del genial jugador de Fuengirola

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 02/04/2020 - 11:41
"Juanito pudo ser jugador de Las Palmas, pero ..." Foto de archivo de Pepe Juan Suárez junto una imagen de Juan Gómez (C. Torres)

Manuel Borrego


Este 2 de abril se rememora el vigésimo octavo aniversario del fallecimiento, en accidente de tráfico, de Juan Gómez ‘Juanito'. El futbolista andaluz es recordado por su juego genial e intuitivo, líder de una etapa en el Real Madrid que no llegó a culminar por el aciago final de su vida.


Sin embargo, existe un episodio poco conocido de su trayectoria deportiva que pudo colocarlo con la camiseta amarilla de la UD Las Palmas. De ello da razón Pepe Juan Suárez a los lectores de Tinta Amarilla:


"Efectivamente. Juanito pudo ser jugador de Las Palmas, pero finalmente el club no se inclinó por firmar futbolistas que no fueran canarios en aquella etapa", relata. "Conocí a Juanito en la selección nacional juvenil, que dirigía Héctor Rial. Por Las Palmas acudimos Miguel Angel, Leocadio y yo. Era una selección fantástica, con jugadores como Arconada, Satrústegui, Macanás -capitán- y el propio Juanito, entre otros. Hicimos una buena amistad desde el primer día. Él era como era, un genio con gran personalidad".


La posibilidad de venir a Las Palmas se propició cuando causó baja en el Atlético de Madrid. "Vino aquí, conmigo, y fuimos a hablar con Jesús García Panasco. Juanito tenía que recuperarse de los dos meniscos, con 17 años. Pero Las Palmas optó por no contratarlo, porque entonces daba salida a los jugadores de la cantera canaria (años setenta). Juanito se recuperó y firmó por el Burgos. Allí ya despuntó; fue compañero de Sergio Kresic. Luego ya pasó al Real Madrid".


La amistad de Pepe Juan con Juan Gómez perduró en el tiempo. "Era un gran jugador, pero tenía el corazón todavía más grande. Desde que nos miramos la primera vez supimos que iba a ser una amistad para toda la vida. en mi caso, es como un hermano. Dormía en el suelo para que mi mujer, que estaba enferma, lo hiciera en su cama. Son cosas que no olvidaré".


El incidente de Belgrado, en aquel partido contra Yugoslavia con las selecciones absolutas, no le cogió de sorpresa a Pepe Juan. "Porque ya tuvo uno similar con la selección juvenil. Él era así: nadie podía dominarlo. Pero como persona, lo mejor que he conocido", concluye. "Por eso nadie olvida".

 

Noticias relacionadas