Publicidad

Zeljko Cicovic

"Hicimos un fútbol fantástico el año de la promoción con el Oviedo"

El meta serbio es uno de los supervivientes en el club de la eliminatoria contra los asturianos, "un equipo que me ha marcado", y analiza además el momento en la portería del primer equipo y filiales

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 29/11/2018 - 13:49
Zeljko Cicovic posa para los lectores de Tinta Amarilla, en el estadio Anexo al Gran Canaria (C. Torres)

Manuel Borrego

"Pasaron ya veinte años, sí. Todo muy rápido". Zeljko Cicovic es uno de los supervivientes en el club de aquella promoción que la UD Las Palmas jugó en 1998 contra el Real Oviedo. Dos décadas después, el meta serbio sigue en el club después haber cubierto varias etapas y funciones. Ahora se encarga en la promoción de porteros en la cadena filial, pero no olvida aquellos días en que grancanarios y garbayones rivalizaron, cuando ambos fueron el centro de atención del fútbol nacional.

"Merecimos subir", recuerda. "Las Palmas hizo un fútbol fantástico" y "García Remón dio con la tecla". Zeljko reconoce que "por momentos llegamos a pensar que podíamos remontar. Pero se decidió por detalles".

El gigante de Belgrado analiza aquella su primera temporada de amarillo, que precedió a la conquista del Trofeo Zamora de Segunda División. Y nos da su visión sobre cómo está la portería del club. "Bien cubierta en el primer equipo", señala. Y sin dar nombres "pronto veremos resultados" de los metas de filiales que apuntan a la plantilla profesional.

Así se expresa para los lectores de Tinta Amarilla:

Merecimos subir

"Sí, el Oviedo es un equipo que ha marcado mi trayectoria profesional como jugador en España. Siempre hay equipos que dejan huella y en mi caso puede ser este. La eliminatoria que jugamos se resolvió por pequeños detalles, que inclinan la balanza hacia un lado. Se quedó en Primera el Oviedo, pero Las Palmas pudo perfectamente subir aquel año. Lo tuvimos muy cerca"

Injusta expulsión de Paqui

"En el partido de Oviedo, que fue el primero de la eliminatoria, pasaron cosas. Hubo un penalti rápido y la expulsión de Paqui a los veinte minutos fue injusta. Estuvimos con uno menos durante el resto del encuentro que acabó 3-0. Pero aún así, cuando veníamos de regreso los jugadores decíamos que podemos hacer la remontada"

El público maravilloso

"Luego, en casa, el público estuvo maravilloso. Nos pusimos 3-1 a falta de veinte o veinticinco minutos. Y de verdad que pensé que íbamos a lograr el ascenso. No lo conseguimos. Pero luego vino aquella reacción de los aficionados (del Estadio Insular). Nos habíamos enfrentado a un Oviedo que era un equipazo. Y eso lo comprendió el aficionado, que agradeció nuestro esfuerzo"

Un equipo a gran altura

"Durante todo aquel año Las Palmas compitió a gran altura. Logramos enlazar una vuelta completa sin perder, si no me equivoco. El equipo afrontaba de forma espectacular todos los partidos. Por momentos creíamos que podríamos subir directamente también, aunque aquella Segunda División era muy competitiva como es actualmente. Nos fuimos a la promoción y ahí es donde los pequeños detalles no fueron a nuestro favor"

García Remón dio con la tecla

"Las Palmas jugó al fútbol de forma fantástica. Mariano García Remón había dado con la tecla. El equipo jugó con gran velocidad y también mucha verticalidad. Uno por uno teníamos grandes jugadores. Yo los fui conociendo, era mi primer año en España. Los nombres no hacen sólo el equipo. Pero se logró formar un conjunto muy bueno, competimos bien, los jugadores lograron entender lo que García Remón nos había transmitido desde el primer día. Todo se había unido para lograr el objetivo, que se nos escapó contra el Oviedo"

Veloces y verticales

"Un amigo me dijo el año pasado que aquel fútbol de Las Palmas no tenía velocidad. Porque él decía que "hoy se juega al fútbol más rápido que entonces". Sin embargo, rescaté unas imágenes de los partidos y las vimos. Y demostró que nosotros ese año jugamos un fútbol veloz y muy vertical. Y al final se percató de la realidad. Las Palmas en esa época ofrecía un fútbol fantástico"

Treinta palabras en castellano

"Fue mi primer año, como ya dije. Firmé contrato en Budapest, en una reunión con Sabino López y Germán Dévora. No sabía nada de la UD Las Palmas y la busqué en el mapa. Le dije a mi representante, Bebic, que eran aquellas islas tan pequeñas tan lejos. Llegué a pensar que España era muy grande ... Sabía que estaban al Sur, pero no tanto. Además, no sabía una sola palabra de español. Así que le pedí a mi agente, antes de venir a Gran Canaria, que me apuntara treinta palabras que fueran necesarias para jugar al fútbol. Por ejemplo: izquierda, derecha, pasa, voy, ... Y así empezó todo aquí para mí"

El profesor Paquito Ortiz

"Y, claro, aquí conocí a Paquito Ortiz que me ayudó un montón a integrarme y a conocer el idioma. Y después de tres meses en la isla me llamaron de una televisión para una entrevista. Le dije a mi mujer que iba a ir ... y ella pensó. ¿Pero estás seguro?. Hicimos la entrevista en medio castellano. Me las arreglé. Porque tenía que claro que si me freno sigo hablando como los ‘indios' (...) No recuerdo quién, pero las primeras palabras que me enseñaron los compañeros fueron palabrotas. Pero eso pasa en todas partes. También me ocurrió cuando yo estaba en Serbia"

Y en 2000, en el Principado

"Sí, yo estuve también en Oviedo en la inauguración del Nuevo Tartiere. Fue mi debut como visitante en Primera División (en el año 2000). En la vida hay equipos que marcan en tu camino y el Oviedo puede ser el mío, al menos aquí en España. Empatamos 2-2. Cuando pasa el tiempo y miras hacia atrás ves recuerdas estas cosas con alegría"

Amarillo nacido en Serbia

"Es verdad. Soy amarillo nacido en Serbia. En mi vida sólo he tenido dos equipos: El Rad de Belgrado, donde vivía, y Las Palmas. No conocí otros. Antes de venir nunca oído hablar de Las Palmas. Pero no sabía que me iban a pasar tantas cosas aquí (...) Cuando llegué mis hijos tenía 6 meses y tres años. Y ya son adultos"

Proyecto de porteros en filiales

"Soy feliz en la UD Las Palmas. Siempre he intentado ayudar donde puedo. Desde el pasado año empezamos un proyecto con los porteros de la cantera: Santi Calvo, Ione Puga, Pachecho y yo. Este año con los refuerzos de Lampón y Rubén. La idea es que los tres equipos de filiales más cercanos al primer equipo (Las Palmas Atlético, Las Palmas C y juvenil) deben tener una dinámica como en el primer equipo. Trabajamos a diario con los porteros. Está todo funcionando bastante bien. Los metas del juvenil B hacia abajo también tienen más horas de trabajo específico"

Optimista con el trabajo de porteros

"Tengo buenas perspectivas de los porteros de filiales. Nunca pongo nombres. Pero pronto el tiempo dirá algo de ese trabajo. No es una opinión particular, sino del resto de compañeros del departamento. Desde que salió Raúl Lizoain hacia el primer equipo había una exigencia de no buscar porteros fuera de la isla. Por eso, con este trabajo, somos optimistas pensando pronto será cumplido este deseo"

La portería de la UD está bien cubierta

"La portería del primer equipo está bien cubierta con Raúl Fernández y Nauzet Pérez. Son dos porteros experimentados y que desde que llegaron están demostrando que la portería no es el problema"

Raúl Lizoain

"Raúl Lizoain entró en dinámica muy pronto del primer equipo. En los dos o tres últimos años hubo un cambio de opinión en algunos aficionado. No entiendo por qué, pero esto pasa en el fútbol y en todos los clubes. Incluso en los principales de Primera División. La decisión de salir puede ser un revulsivo para el propio Raúl (...) Para nosotros en la cantera trabajamos para que nuestros porteros sean profesionales del fútbol. Seguro que todos no pueden ser en Las Palmas, porque sólo juega uno. Pero si tienen salida a otros equipos pueden también ser profesionales allí. En Las Palmas ocurre lo que en otros lugares"

Mi hijo lo tiene muy claro

"Mi hijo Marko eligió ser portero. Me cuesta hablar de mi propio hijo. Desde pequeño quería serlo. Durante dos años, sin embargo, fue jugador de campo, que le vino bien para manejar el juego de pie. Pero un día cuando estaba en el Arucas, con catorce años, tuvo que suplir en la portería a un compañero y el entrenador le pregunto si quería seguir. Le dije que tendría que ser la decisión definitiva (...) Lo que me gusta de Marko es que tiene las ideas muy claras. El tiene muy claro que va a intentar ser profesional. Lo intentará hasta los 25 o 26 años"

La suerte de uno, la desgracia de otro

"Le expliqué que la suerte del momento también es un factor que cuenta. Mi caso es uno de ellos. Cuando estaba en Serbia no había filiales: pasabas del juvenil al primer equipo. Tuve suerte, porque el portero titular del Rad era el de la selección. Yo me había preparado para estar unos años suplentes para ser titular, que era mi siguiente objetivo. Pero mi compañero se lesionó en la tercera jornada, se rompió la mandíbula, y me dieron la oportunidad. Desde ahí no he parado ... hasta aquí. La desgracia de uno es la suerte de otro, aunque hay que estar siempre bien preparado".

  • Publicidad