Publicidad

Araujo, el último eco de 2015

  • ENTRE BASTIDORES
  • 23/06/2021 - 06:59
Araujo, el último eco de 2015 La dedicatoria de Araujo a su grada de Gran Canaria (C. Torres)

B. Pérez


La transformación que ha sufrido la plantilla de la UD Las Palmas en los seis últimos años es una de las más radicales que ha vivido el club en las últimas décadas. Es un proceso de renovación casi completo ya con respecto a la plantilla del ascenso de 2015, de la que Sergio Araujo es ya la última referencia tras los cierres de ciclo de Aythami Artiles, Javi y Dani Castellano.

 

A expensas de que se pueda producir alguna reincorporación, como es el del ya avanzado caso de Jonathan Viera tras cerrar etapa en el Beijing Gouan, el Chino es la última referencia de aquel último ascenso a la élite española. Angel López y Momo, participantes en el play off contra el Zaragoza, ahora ejercen sus funciones técnicas al lado de Pepe Mel.

 

Las Palmas es un equipo que se ha tenido que reinventar, especialmente después del descenso de 2018 y de no haber logrado el billete de retorno inmediato un año después.

 

Araujo es también uno de los tres jugadores con contrato que participaron en algún partido con el equipo en Primera en el trienio más reciente. Los otros: Benito (debutante frente al Deportivo en 2016-17) y Fabio (ante el Atco. Madrid en 2017-18).

 

También podría serlo Jesé Rodríguez, en caso de que llegue a buen fin la propuesta de embarcarse en el próximo proyecto del club. Como se recordará, el delantero estuvo cedido por el PSG en 2016-17.

 

Araujo es también un evidente destino del brazalete, como ya exhibió la pasada temporada. El único capitán del ejercicio anterior que aún está en plantilla es Alvaro Lemos, aunque también con esos galones ya ha tenido presencia Maikel Mesa y otros futbolistas de manera circunstancial.

 

Son tan profundos los cambios que Eric Curbelo -si renueva-, Cedrés, Kirian (estrenos a raíz de 2018) o Alex Suárez (de 2019) asumen papeles de mayor veteranía en el vestuario.

 

El último eco de aquel 21 de junio es el Chino. Y lo será siendo por más portadas que siga ocupando en Atenas. AEK lo quiere pero su salida tiene un valor de mercado alto que cubrir.

 

Noticias relacionadas