Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

El Gobierno Canario prepara un decreto-ley para restituir la ejecución de las sanciones

  • VISTO EN LA RED
  • 24/03/2019 - 06:47

Publican nuestros compañeros de Iusport.com que el Gobierno de Canarias está elaborando un decreto-ley para subsanar los efectos de la "entrada de la nueva ley canaria del deporte, debido a la imposiblidad de hacer cumplir las sanciones de forma inmediata a causa de la mala redaccion dada al art. 93 de dicha ley".

 

El claro error ha provocado que el "Gobierno canario está tomando cartas en el asunto y ya está preparando un decreto-ley, opción que ahora está disponible tras e nuevo Estatuto de Autonomía, para enmendar cuanto antes el error. Según nuestras fuentes, el decreto-ley saldrá en el BOC en un plazo aproximado de dos semanas.


Y es que el asunto es sumamente grave y urgente, característica esta última que justifica el uso de este instrumento legislativo excepcional del decreto-ley, según el parecer del Gobierno.



El pasado día 11 dábamos cuenta de que la Federación de Fútbol de Las Palmas, cuyo titular es el actual vicepresidente de la RFEF, Antonio Suárez, había emitido una circular en la que mostraba su preocupación por la situación generada tras la entrada en vigor de la nueva ley canaria del deporte y para informar de la petición cursada al Gobierno de Canarias para que promueva su reforma urgente.

El miércoles de esta semana hemos sabido que el resto de federaciones también se ha movilizado y están presentando sendas peticiones al Gobierno de Canarias para que se restituya la ejecutividad inmediata de las sanciones.

En uno de los escritos de las federaciones al que hemos tenido acceso se lee lo siguiente:

"Con la actual normativa no se pueden ejecutar las sanciones de forma inmediata, por lo que el sancionado podrá dilatar esta sanción hasta que no tenga valor. La efectividad de las sanciones deben estar vinculadas al cumplimiento inmediato de las mismas.

A razón de lo anteriormente expuesto se solicita a la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias que realice cuantos trámites sean precisos para que sea modificado este artículo de la Ley, dado que su permanencia en la misma perjudicaría gravemente las decisiones disciplinarias de esta Federación".

La supresión de la ejecutividad de las sanciones en la nueva ley

Desde la publicación en el BOC de la nueva Ley Canaria del Deporte, efectuada el 8 de febrero, nos hemos hecho eco de algunas complicaciones que están sufriendo las federaciones territoriales a la hora de hacer cumplir las sanciones.

Hace unos días dábamos cuenta de que la nueva ley canaria se cobraba su primera víctima en el fútbol regional. El Comité de Competición de la Federación Interinsular de Fútbol de Las Palmas en su sesión de esta semana no ha podido consumar la expulsión de la competición de un equipo que ha cometido una segunda incomparecencia.

A pesar del tenor literal de la resolución, que le excluye de la competición, el club podrá seguir compitiendo hasta el final de liga por la errónea redacción del artículo 93 de la Ley aprobada recientemente, salvo que el Comité de Apelación y el Comité Canario de Disciplina actúen con celeridad y confirmen antes la sanción.

El artículo 93 de la nueva ley canaria, que deroga el 66 de la ley anterior, ambos reguladores de la ejecutividad de las sanciones, dice lo siguiente:

"Las resoluciones sancionadoras recaídas en los procedimientos en materia disciplinaria deportiva serán ejecutivas cuando no quepan contra ellas ningún recurso ordinario en vía administrativa, pudiendo adoptarse en la misma las disposiciones cautelares precisas para garantizar su eficacia en tanto no sea ejecutiva...".

 

El contenido del decreto-ley

 

El Gobierno canario, consciente del error grave cometido, aprobará un decreto-ley, cuyo contenido se corresponderá básicamente con el artículo 66 de la Ley canaria de 1997, recien derogada, cuyo contenido era el siguiente:

"Las sanciones impuestas en materia disciplinaria deportiva serán ejecutivas, sin que las reclamaciones o recursos interpuestos contra ellas paralicen o suspendan su ejecución, salvo que el órgano a quien correspond a resolver el recurso acuerde su suspensión"

Como decíamos antes, existen razones de urgente necesidad que justifican claramente, según el Gobierno canario, el uso de este instrumento legislativo excepcional. Decreto-ley que, según el Gobierno autónomo, no tendrá problema alguno para ser convalidado por el Parlamento canario, pues hay unanimidad entre las fuerzas polìticas de su imperiosa necesidad.

No obstante, esto no ha sido confirmado por los distintos partidos polìticos, por lo que habrá que esperar a su posicionamiento al respecto.

Si el Gobierno canario no amarra el apoyo de 31 votos (recuérdese que el grupo que le sustenta tiene 18 en un Parlaento de 60), no es previsible que el ejecutivo canario se tire a la piscina sin agua. En ese caso, la bola de nieve seguiría creciendo y el atasco en los comités de las federaciones y en el comité canario será monumental. Ello sin mencionar el problemón que tendrán las federaciones para cerrar en paz esta temporada.

Tramitar un proyecto de ley, en lugar de un decreto-ley, se estima no imposible, pero sí muy difícil cuando faltan dos meses justos para las elecciones autonómicas", concluye la nota de la web jurídica.