Publicidad
  • Publicidad

Un balón al rescate de recuerdos

Roberto Solozábal presenta el Taller de Reminiscencias, en la Residencia Ballesol, un proyecto de los Ex jugadores para buscar en el arcano vital de personas de Tercera Edad

  • GENTE CON DUENDE
  • 28/09/2018 - 12:27
Un momento del debate suscitado entre los residentes de Ballesol, en el Taller de Reminiscencias (C. Torres)

Manuel Borrego

No tenemos constancia de que algún tratado sobre el deporte haya mencionado al balón, en cualquiera de sus dimensiones, como el juguete perfecto. Posiblemente lo sea porque cuando aparece en cualquier escenario lo patean personas de todas las edades y en cualquier dirección. Nadie puede resistirse a su magia eterna. Tampoco conocemos al completo todas las propiedades asociadas a una herramienta lúdica que se empeña en no tener fronteras, ni notar los cambios sociales o el tiempo.

Así lo están comprobando los miembros de la Asociación de Ex Jugadores de la UD Las Palmas, que en conexión directa con la Asociación Española del mismo gremio ha puesto en marcha desde este viernes un estimulante taller de búsqueda de recuerdos en las personas que durante toda una vida amaron este juguete. Lo hicieron siendo o no conscientes de ello.

El balón es la excusa para buscar en el arcano individual o en la memoria de personas ya inmersas en la Tercera Edad. El Taller de Reminiscencias echó a andar con un selecto grupo de residentes de Ballesol, en la calle Perojo de la capital grancanaria. Para presentar el programa se desplazó a la isla el ex jugador internacional Roberto Solozábal, vicepresidente de la Asociación Nacional y presidente del Atlético de Madrid, impulsando una propuesta que contó con la participación de los ex jugadores amarillos Roque Díaz (presidente de la Asociación), Luis Saavedra, Pedro Luis Cárdenes y Pepe Farías; en representación de la casa anfitriona dio la bienvenida su director, Manuel Paniagua.

Solozábal explicó cómo fue el origen de la idea. Procede de Escocia, donde una hombre octogenario que llevaba dos años sin mencionar palabra alguna reaccionó frente a una fotografía antigua de fútbol escocés. "Dijo al verla: yo estuve allí. Y a raíz de entonces sus recuerdos despertaron".

La propuesta, tras analizar los estudios paralelos del caso, fue importada a España por la Asociación de Ex jugadores, que ya está desarrollándola en distintos puntos del país. Solozábal añadió que habían comprobado que, "además de hablar de nosotros mismos, con un balón de esta mesa saldrán personas haciendo equipo".

Charlas, vivencias, ejercicios, ... todo en función del rescate de las personas en torno a un balón que ejerció de testigo para contar vivencias. Amparo fue la primera en tomar la palabra. "Este balón me trae muchos recuerdos. Porque mi marido fue médico durante muchos años de la UD Las Palmas; el doctor Callejones ... De Las Palmas, del Victoria, del Marino".

El juguete de cuero, atado con cordones en las inmediaciones de la boquilla, fue pasando de mano en mano entre la docena de participantes del taller: "Soy de Gijón. Tengo familiares que jugaron en el Sporting y fueron compañeros de Maceda", advirtió en su turno Cheli.

La actividad fue creciente. Fernando Morales "además de ser durante muchos años director técnico de la Federación de Natación fui amigo personal de Chucho García Panasco", en alusión al legendario secretario general de la UD Las Palmas. María reconoció que el fútbol no le gustaba porque "soy de Salamanca. E ir a los campos de fútbol era ir a pasar frío". Frente a ella respondió más tarde Maribel, porque "a mí sí me gusta el fútbol. Y fui amiga personal de Campanal -célebre jugador del Sevilla-", al que habría conocida en la etapa del Avilés. "Por cierto, hago pajaritas".

Nieves contó su vivencia asociada al balón. "Me gané una quiniela hace muchos años. Mi cuñado, que tenía mala idea para el fútbol, fue el que la hizo. No recuerdo cuántas pesetas ganamos. Pero sirvieron para los gastos de la casa".

La experiencia iniciada en la Residencia Ballesol tendrá once réplicas más. En la primera sobresalió un dato que el mismo Solozábal aplaudió: "Veo más mujeres que hombres. ¿Les gusta de verdad el fútbol?". El sí fue casi unánime ... Más mujeres que hombres; sólo hace falta mirar a las gradas de los estadios para comprobar actualmente que esa estadística tiene sentido.

Galería: C. Torres

Galería de fotos

Un momento del debate suscitado entre los residentes de Ballesol, en el Taller de Reminiscencias (C. Torres)
  • Publicidad