Publicidad
Publicidad

El CSD no descarta la vuelta del público tras el 21 de junio

Irene Lozano "diría que no" acudirán en el partido Las Palmas-Girona, pero condiciona el regreso a que todo el país entre en fase 3

  • ENTRE BASTIDORES
  • 03/06/2020 - 07:41
El CSD no descarta la vuelta del público tras el 21 de junio (C. Torres)

B. Pérez


Irene Lozano, presidenta del Consejo Superior de Deportes, descartó en las últimas horas que pueda haber público en el partido Las Palmas-Girona. "Diría que es imposible", expresó en la Ser, que "no se puede ir a los estadios todavía". Sin embargo, más tarde no fue rotunda en esas mismas valoraciones para cuando acabe el estado de alarma en el país, a partir del 21 de junio. "Veremos cómo está la situación", mencionó sin aventurarse. Sin embargo, "el fútbol es la locomotora del deporte, tenemos mucho trabajo".


El próximo lunes Canarias entra en esa fase 3 y, desde entonces, la gobernanza de la región corresponderá al gabinete que preside Angel Víctor Torres. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el coordinador de Alarmas y Emergencias, Fernando Simón, derivaron hacia las Comunidades Autónomas esas decisiones. El principal opositor ahora a la vuelta de los aficionados a las gradas es el Consejo Superior de Deportes, basándose en criterios competitivos de los clubes. Y con el problema adicional de que dos entidades de La Liga (Real Madrid y Levante UD) ya no pueden disponer de sus estadios al estar en obras.

 

Lo imposible

 

"Diría que es imposible (entrar público en las dos primeras jornadas de la reanudación). La verdad", comenzó diciendo Lozano. "Hay muchas consideraciones al respecto. La más esencial es de carácter deportivo, no de carácter sanitario. Es respetar la competición. Es algo en lo que nos hemos esforzado mucho. En distintas zonas de España están en distintas fases. La Liga de fútbol es profesional y nos hemos esforzado mucho en que los entrenamientos fueran acompasados. Hablé con presidentes en todas estas semanas, que su gran preocupación era jugárselo todo en las once jornadas que quedan", matizó. "Lo que no se puede es entrenar de manera distinta".

 

Reconoció en este sentido que "me extraña un poco que después de haber hecho todo ese esfuerzo por acompasar lo que estaba desajustado por la epidemia, ahora de repente en los últimos diez metros venga alguien a desequilibrar. En mi estadio entran ... pues hombre, no. Si uno se compara con lo que pasa en otros lugares, como la Bundesliga, llega varias semanas sin público. Es el momento de ser paciente, de saborear y de disfrutar el éxito que significa que la Liga se reanude".


Pidió a los aficionados evitar la confusión. "Es el momento de que todos seamos responsables (...) Me gustaría saber si la gente con la confusión se produce aglomeraciones en inmediaciones de los estadios. No pueden aglomerarse aficionados en la calle, como es lógico. Porque queremos mantener la distancia"

 

"Es muy importante que todos lancemos el mismo mensaje. Si todas las regiones de España no están en la misma fase (3) es radicalmente imposible que en unos estadios acudan público y en otros no. Lo que ocurra se producirá en todos a la vez", volvió a insistir en las ondas de la Ser.

La puerta se abre

 


Entonces fue cuando analizó el escenario que podría producirse después del 21 de junio, fecha en la que el presidente Pedro Sánchez ha señalado como final del estado de alarma iniciado a medidas de marzo. "Digamos que el factor deportivo de la desigualdad, una vez que toda España está en las mismas condiciones, desaparecía. Y entonces nos ajustaría estrictamente a la situación sanitaria. De aquí hasta que esto ocurra, que falta gran parte del mes y según como evolucione la pandemia, según si existe o no rebrote, habrá que estudiarlo", reflexionó.


Se mostró esperanzada en que la desescalada llegue con éxito a su fin. "Todos sabemos lo que significa esto y sabemos que en dos semanas cambian mucho las cosas. Por suerte van cambiando para bien y si estamos planteándonos esto es señal de que las cosas están sucediendo muy bien".


"Vamos a ir por etapas, sin lanzar mensajes a la gente. Decir con claridad que no se puede ir a los estadios; el acuerdo con la Liga fue reanudarla a puerta cerrada. Y así es como se va a hacer", añadió.

 

Sin planteamientos oficiales

 


"La Liga no nos ha planteado la vuelta de los aficionados de forma oficial", confirmó Lozano. "Una competición es un producto que se fabrica entre muchas personas. Aunque todos los equipos son rivales, todos los equipos han de colaborar para que ese producto final sea bueno".


"Sabemos que los aficionados tienen muchas ganas de ir a los estadios, les falta algo. Que es importante el sentimiento, las pasiones y la pertenencia a unos clubes", de ahí que insistió en pedir paciencia.

 

Ratificó Lozano las palabras de Fernando Simón, coordinador de Alarmas y Emergencias, en las que se refirió a que en la fase 3, con todas las comunidades en ese escenario, se puede plantear la vuelta de los aficionados.


Sintió su preocupación por las decisiones de Real Madrid y Levante, que han iniciado obras en sus respectivos estadios y que ahora no están utilizables. "Vamos a arrancar la Liga a puerta cerrada y vamos a ver cómo suceden las cosas"


Para la vuelta del público, "tendríamos que trabajar sobre los porcentajes de aficionados que acudan a los estadios cuando llegue el momento. Trabajaremos un protocolo para ello"

 

Capitanes elegidos de forma aleatoria

 

"Para los jugadores es esencial la vuelta de los aficionados. Tiene un sentido psicológico"


"Fue una reunión muy agradable. Teníamos mucho interés. Agradecemos a los futbolistas que estaban allí, los cuatro capitanes que representaban a todos" (...) "Hemos agradecido a los jugadores la ayuda durante el confinamiento".


En este asunto de la elección de los jugadores del Real Madrid, Atlético de Madrid, Barcelona y Real Sociedad (Carvajal, Koke, Piqué e Illarramendi) mencionó que su designación fue "bastante aleatoria".