Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Efemérides canarias

50 años del primer partido internacional

La modesta cancha descubierta de Santa Catalina fue escenario de un memorable España-Suecia, adelantándose dos años el balonmano al histórico partido de fútbol contra Yusgoslavia

  • BALONMANO
  • 30/04/2020 - 01:43
50 años del primer partido internacional A la izquierda, la selección española que jugó en Las Palmas de Gran Canaria hace 50 años. A la derecha, la cancha de Santa Catalina, descubierta (José E. De Armas)

Manuel Borrego


El jueves 30 de abril de 1970 la cancha del Complejo Polideportivo de Santa Catalina iba a ser escenario de un momento histórico del deporte grancanario y de Canarias en general. Se disputó esa tarde, hoy medio siglo atrás, el primer encuentro internacional en Las Palmas de Gran Canaria entre dos selecciones absolutas: España-Suecia.


El balonmano se adelantaba así al fútbol, más de dos años, porque el primer choque internacional en el Estadio Insular tuvo lugar el 19 de octubre de 1972, con el memorable España-Yugoslavia (2-2) y la despedida de la Roja de Tonono Afonso.


El España-Suecia de handball, como gustaba entonces denominar al deporte del 20x40, captó la atención del aficionado isleño que abarrotó la modesta instalación de la capital.


España venció el partido 21-19 (9-8 al descanso), el que sería el primer triunfo a la siempre potente selección sueca después de tres intentos anteriores baldíos. Hubo interpretación de himnos, ambiente apasionado en las gradas y arbitrajes de los germanos occidentales Rotsmanich y Schneider.


El encuentro fue un gran acontecimiento en la ciudad, que demandaba ya un protagonismo mayor en la España de la dictadura franquista. El delegado de Educación Física y Deportes, Fernando Navarro Valle, entregó placa conmemorativa a los capitanes de ambos conjuntos de este encuentro que es inmortal en la memoria deportiva de Canarias. Y televisión en directo para el archipiélago y Africa Occidental (Sáhara) por TVE. Fue una de las primeras emisiones del ente en nuestra tierra; en banco y negro por supuesto.


España formó con Perramón y Guerrero (porteros), Jesús Alcalde (3), López Balcells, De Andrés (7, 4 de penaltis), Antonio Segarra, Juan Morera (1), Rochel (5), Villamarín (1), García Cuesta, Santos Labaca y Taure (4). El seleccionador era Domingo Bárcenas, que fuera más tarde presidente de la Federación Española.


Suecia lo hizo con Donald Lindblon, Michael Koch, Dan Eriksson, Bengt Johansson, Tomas Person, Lennart Eriksson y Gosta Carlsson. Los suecos anotadores fueron Lenart Erisskon (11), Dan (2), Carlsson (1), Andersson (4) y Jansson (1).

 

El partido, sin embargo, se resolvió en los minutos finales. Con empate 18-18 y más tarde 19-19, España logró hacer los dos últimos tantos para desatar una algarabía en las gradas de la cancha descubierta.


Dos días después el encuentro amistoso se repetía en Tenerife, con idéntico desenlace (18-12), disputado en el polideportivo de la Universidad de La Laguna.

 

España estaba en su despertar en el balonmano, que estaba formando un equipo con el objetivo de intentar dar el salto olímpico en Munich'72. Porque el balonmano fue uno de los deportes recuperados en los JJOO disputados en la República Federal Alemana (en la época), tras su estreno en Berlín'36 y posterior ausencia. España logró el billete para su estreno olímpico de balonmano, pero no pasó de la primera fase.

 

En aquel encuentro en la capital grancanaria España se medía ante un equipo que ya había sido campeón del mundo dos veces y sexto en el último campeonato de Europa. Entonces no se imaginaba hasta dónde iban a llegar en el futuro los hispanos, aunque el balonmano era un deporte que desataba pasiones en Las Palmas de Gran Canaria hasta finales de los años ochenta.

 

Los Hispanos  desde 1996 han conquistado 2 oros y un bronce mundiales, dos oros, cuatro platas y dos bronces europeos y tres medallas de bronce olímpicas más. Posibemente aquel triunfo sobre Suecia fue su mayor tesoro de la época inicial.