Publicidad
Publicidad

La lesión de Narváez, indignación contenida

  • EL OTRO PARTIDO
  • 05/01/2020 - 11:32
La lesión de Narváez, indignación contenida Narváez, con las secuelas del terrible golpe en el rostro, camino de vestuarios (FR24News)

M. B.


2020 comienza como no habrían deseado los amarillos: una nueva e importante lesión. Las fracturas que tiene en su rostro Juanjo Narváez llevan al equipo a perder a su delantero más en forma. Y es una historia repetida abusivamente a lo largo de la temporada.


Es también el inicio de la segunda vuelta en este calendario asimétrico que desde la pasada temporada se ha impuesto en la Liga profesional española. El patadón que recibió en la cara Narváez le obligará a parar sin que el club pueda precisar todavía el tiempo de su ausencia. Y tampoco existe aún una precisión de si los estudios médicos acabarán llevándolo a una reparación quirúrgica del daño causado por Chico Flores.


Los amarillos salieron del estadio con una indignación contenida. El daño al jugador cedido por el Betis va más allá de lo físico, que es importante. Porque fue una entrada innecesaria, al menos si la comisión de la falta habría de hacerse con una patada de kung-fú que no encontró justificación arbitral.


Narváez estaba en su mejor momento desde que arribó como refuerzo atacante de esta temporada. Había marcado 5 goles y su rol como última pieza atacante, a veces como falso nueve, era una óptima solución para el esquema amarillo.


Ahora queda saber cómo es el proceso de recuperación y cuáles pueden ser las secuelas incluso psicológica de un golpe que, sin duda, no esperaba en ese tipo de acción.


Pepe Mel ya tiene su primera baja por lesión de la segunda vuelta, que se une en partido de Liga a la de Eric Curbelo por acumulación de amonestaciones. Eso al menos referente al partido contra el Zaragoza.


Enero muestra ya su cuesta para los amarillos. Menos mal que Rubén Castro ya comenzó a sonreír y antes o después aparecerá en escena. Si había calma con él porque Narváez cubría ausencia, ahora el panorama cambia.