Publicidad
Publicidad

Peligra la opción olímpica de Estefanía Ramírez por una discusión médica

  • NOTICIAS
  • 06/06/2019 - 21:02

B.P.


Estefanía Ramírez,
la mejor luchadora de Canarias y campeona de España en diversas actuaciones de lucha libre, corre peligro de optar a su debut olímpico a causa de una lesión. El asunto está en manos de la Federación Canaria de lucha canaria, que tendría que actuar para resolver el problema en el que está envuelta la bregadora del Santa Rita.


La síntesis es que, según confirma a Tintaamarilla la deportista grancanaria, la aseguradora con la que la Federación contrató la mutualidad de la presente temporada no observa la lesión de Estefanía que "ya me impide acudir al mundial de lucha libre y estoy contrarreloj para el preolímpico del próximo año". Y en el horizonte final, su propio concurso en Tokio 2020, objetivo para el que se ha estado preparando durante las últimas temporadas.


Estefanía se lesionó en un entrenamiento con su equipo, el Santa Rita, en la arena de El Batán. Siguió bregando "hasta que no he podido más. Tengo dos opiniones médicas realizadas en Gran Canaria en las que me indican que debo operarme de menisco y ligamento cruzado de la rodilla derecha. Y, además, tengo una lesión de ligamento de tobillo que también se debe tratar".


Esa versión está clara entre los médicos consultados en la isla, pero "no sé qué pasa entre la Federación y la Mutua. Pero el médico de Madrid (de la mutualidad) no observa lesión alguna y, en consecuencia, no tengo la posibilidad de pasar por el quirófano".

 

Estefanía ratifica que los doctores que hicieron las pruebas en persona "sí observan la lesión" y la consulta de Madrid "a través de las pruebas, no".


Tras esa discusión médica comprende que "ya ha ocurrido otras veces, como en el caso de El Trotta que debió afrontar su propia operación de rodilla. O de Alejandro Afonso, que se costeó lo realizado en una lesión de muñeca".


Está Estefanía en un callejón sin otra salida que el visto bueno de la mutualidad para que sea atendida por la propia lucha canaria. Porque la Federación de Luchas Olímpicas "no puede atenderme al lesionarme en otra modalidad", admite.


Espera Ramírez que la Federación Regional de Lucha Canaria medie con eficacia para salvar este problema con la mayor prontitud posible porque "de lo contrario no llegaré a tiempo. Los médicos me han dicho además que necesitaré ocho meses para recuperarme y un año en total para estar en forma de competir".


Y si no se soluciona ... un sueño se habrá evaporado.