Publicidad
Publicidad

Habrá sanción para los juveniles que provocaron daños en un hotel

El presidente Marcelino pide disculpas por la imagen ofrecida en el alojamiento del torneo Santiago Ojeda

  • NOTICIAS
  • 24/04/2019 - 18:55
Marcelino, con el director general de deportes (C. Torres)

B.P.

 

A la Federación Regional de lucha canaria le crecen los enanos. Este miércoles el presidente Juan Ramón Marcelino envió una carta de disculpas al hotel Gara Suites Golf & Spa, de Arona (Tenerife). En él se alojaron los luchadores que del 12 al 14 de abril participaron en el Torneo Regional Santiago Ojeda, de categoría juvenil y por equipos.


Lamenta Marcelino la imagen ofrecida en la instalación hotelera durante el alojamiento a la vez que proclama sanciones para los bregadores que hubiesen estado involucrados en estos hechos.


Dice el texto lo siguiente:


"En mi nombre y en el resto de miembros que componen la Federación de Lucha Canaria lamentamos enormemente los daños materiales ocasionados y el deterioro de la imagen del hotel, así como las molestias causadas a clientes y personal del mismo; daños estos que difícilmente podremos restituir y todo ello con motivo del alojamiento de los luchadores en el Torneo Regional por Equipos celebrado el pasado 12,13 y 14 de abril.


Igualmente me gustaría pedir mis más sinceras disculpas a quienes nos han ayudado a poder realizar este campeonato, el Ayuntamiento de Arona y El Gobierno de Canarias, ya que sin su apoyo no hubiese sido posible la realización de dicho evento y que además creemos que no son merecedores de esta contraprestación por parte de la lucha Canaria.


Como organizador del evento, somos los máximos responsables del buen desarrollo del mismo y de la imagen que se proyecta de este deporte, en ningún momento ha sido nuestra intención que estos fuesen los derroteros de nuestro paso por sus instalaciones.


Cuando llegamos a la Federación de lucha Canaria hace ya tres años, encontramos una entidad deportiva mermada en muchísimos aspecto (económicos, deportivos, en valores, en credibilidad...) hemos trabajado duro, muy duro, para revertir esta situación que creemos que en muchos aspectos se ha cambiado, pero con este tipo de acciones nos hace pensar, si lo hemos hecho bien mejorando las condiciones de alojamiento y manutención de nuestros deportistas. Se ha defendido a la lucha y a los luchadores con el objetivo de dignificar a este deporte pero es inconcebible lo sucedido, aunque sean casos aislados.


No podemos permitir que esta sea la imagen que se proyecta de este deporte, no podemos permitir que quienes nos ayudan a organizar tan dignamente nuestros campeonatos reciban a cambio un trato tan desagradecido, no podemos permitir que las futuras promesas de este deporte proyecte una imagen tan lamentable, no podemos permitir que lo turistas que nos visitan se lleven una idea equivocada de lo que representa este deporte, no podemos permitir que los equipos pasen por alto tal desprecio a lo ajeno y al daño que se le hace a nuestro deporte y no podemos permitirnos el lujo de traicionar nuestros objetivos y el apoyo institucional y privado para que la lucha canaria salga del ostracismo en el que estaba metida.


Por todo lo mencionado, se tomarán todas las medidas disciplinarias necesarias para poder empezar a cambiar estas acciones deplorables. Se llevará a la próxima asamblea modificaciones reglamentarias y disciplinarias para que este tipo de actos no queden impunes, se organizarán como contra prestación al hotel y al ayuntamiento acciones para conocer los verdaderos valores de este deporte, y como es obvio se pagarán todos y cada uno de los desperfectos por parte de los responsables.


Debemos entender que representamos a algo más que un deporte y es nuestra responsabilidad defenderlo y actuar ante actos como éstos. Por ello, pido también a todas las federaciones, equipos, mandadores y monitores que actúen con la misma contundencia que la FLC ante estos hechos y que contribuyan educando para evitar situaciones similares".


En este torneo participaron cinco equipos de distintas islas: Saladar de Jandía, Estrella CL, Tao, Aridane y Chimbesque. La competición se desarrolló en el terrero de Cabo Blanco, en Arona.

 

Es la propia Federación Regional la que hace pública su iniciativa a pedir perdón a través de un comunicación oficial.