Publicidad
Publicidad

La previa

Fallar ya no es una opción para la UD

  • CRÓNICAS
  • 02/03/2019 - 17:13

Manuel Borrego


Por más piedras que encuentre en el camino, el camino sigue. El mal resultado de Alcorcón, con todos los condicionantes del mismo la pasada semana, no ha terminado con las opciones de la UD Las Palmas. Aunque sí las reduce, acortando a casi nulo su margen de error para encuentros como el de este domingo.


Porque no puede perder el equipo de Paco Herrera el avión del triunfo sobre los extremeños. El comandante del ascenso le permitirá seguir en el trámite con los tres puntos frente a un rival que es incógnita por el cambio de técnico de las últimas horas.


Las Palmas está obligada a enlazar una cadena de victorias que le permitan remontar. Pero el segundo eslabón no es posible sin el primero. Y este vuelve a intentarse en el choque frente a los extremeños, con posibilidad de novedades en la formación que diseñe el entrenador catalán de los amarillos.


La vuelta de Rubén Castro al once amarillo es uno de los incentivos del encuentro. Y además, el entrenador no desdeñó la posibilidad de que Maikel Mesa tenga protagonismo en el once y se convierta en una segunda ayuda como llegador desde el centro del campo, a la par que Galarreta.


Manuel Mosquera, el nuevo entrenador extremeño, ha pedido a sus jugadores que no esperen acontecimientos en el partido del Estadio e Gran Canaria. Reclama que tengan personalidad para meterse en el encuentro con intención de ganarlo. Porque al Extremadura también le va mucho en la contienda con la empresa de salvar la categoría en el horizonte de sus objetivos.


Las Palmas aún puede, pero tiene que hilar muy fino y estar muy atento a partidos trampas como el de este domingo. Porque, con lo ya vivido, fallar ya no es una opción para los amarillos.