Publicidad

0-0: Un empate teñido de pánico

La UD no expresó ante el Málaga la necesidad de una victoria que no pudo ni supo encauzar, incluso en los minutos de superioridad numérica

  • CRÓNICAS
  • 10/02/2019 - 20:54
Blanco y Cala, en una acción de estrategia en el área canaria (La Liga)

Manuel Borrego


La final de Málaga se saldó con un empate poco resolutivo para las aspiraciones de la UD Las Palmas 0-0. El encuentro acabó sin goles porque ni los andaluces o grancanarios estaban para fuegos artificiales. Fue una noche donde el miedo a perder trabajó por dentro a los jugadores de ambas plantillas, con más incidencia en una UD a la que se están acortando las jornadas para acercarse a la zona alta de la clasificación.


La UD ofreció un pésimo primer tiempo, en un partido con tanta carga como el que disputaba en La Rosaleda. Jugaba un día más con el pánico en el cuerpo, atenazada, sin desplegar con soltura el balón. La desconfianza presidía su manera de expresarse en el campo ante un Málaga que, en realidad, asustaba poco.


En esta ocasión no hubo factor arbitral; antes al contrario. Ocón Arraiz anuló dos tantos en este periodo a los andaluces. El primero por fuera de juego y, casi al borde del descanso, por un balón que salió y entró en el campo con una parábola en el saque de un córner.


Los amarillos no tenían presencia en el campo defensivo andaluz. Cuando el balón estaba en sus botas lo distribuían de manera horizontal, sin encontrar pasillos para Rubén Castro o Rafa Mir. Tampoco optaba por el fútbol directo, porque en realidad el conjunto de López Muñiz no tenía reparos en esperar acontecimientos tras la línea central con líneas abundantemente nutridas.


El Málaga con claridad jugaba al error, ante un adversario impreciso y poco imaginativo. Y se complicó el conjunto local en la segunda parte con la expulsión de Keidi Bare, que jugaba a la ruleta rusa durante muchos minutos hasta que por fin vio la segunda tarjeta amarilla.


Pero Las Palmas no supo qué hacer con un jugador más. Paco Herrera titubeó en dar soluciones de banquillo, esperando quizá acontecimientos. Durante esos minutos de superioridad de un efectivo la UD no causó inquietud al Málaga. Hasta que llegó la compensación con la roja directa a Deivid, en una jugada en el centro del campo innecesaria.


El juego, sin embargo, acabó en el campo del Málaga. Las Palmas no supo ni pudo asediar a un rival que, agotado, se conformó con la prenda corta de la jornada. El 0-0 sirve más a los andaluces que a los amarillos, que siguen agotando las coartadas.


Alineaciones:


Málaga:
Munir, Ricca, Diego González, Rodríguez, Pau Torres, Keidi Bare, NDiaye, Morán (Harper, 72), Alejo (Renato, 86), Adrián y Blanco (Seleznov, 78)


Las Palmas:
Raúl Fernández, Eric Curbelo (Alvaro Lemos, 69), Mantovani, Cala, Dani, Javi, Timor (Deivid, 53), Galarreta, Rafa Mir, Blum y Rubén Castro (Araujo, 76)


Goles. No hubo.


Arbitro: Ocón Arraiz (Colegio Riojano). Amarillas a Iván Alejo, Iván Rodríguez y Blanco (Málaga) y Cala (Las Palmas). Roja al local Keidi Bare, por doble amonestación (m. 58). Roja directa a Deivid (m. 71)


Pormenores. Buena entrada en La Rosaleda, para el partido de la jornada 25 de la Segunda División.

 

Mejores ocasiones

 


Minuto 4. Gol anulado al Málaga por fuera de juego de Alejo, en la jugada previa al pase


Min. 26. Centro chut de Blanco, que golpear la parte superior del larguero antes de perderse. Estaba atento Raúl Fernández


Min. 39. Gol anulado a Adrián, a la salida de un córner. El colegiado apreció que el balón salió y entró en el campo de juego tras el centro desde la derecha


Min. 43. Rubén Castro lanza el primer disparo de la UD: Un libre directo que ejecuta muy alto


Min. 51. Rafa Mir escapa pero pierde ángulo en su contragolpe. Acaba disparando manso a las manos de Munir


Min. 52. Adrián remata en semifallo. Pero el balón cae en las manos de Raúl Fernández


Min. 69. Gol anulado a Rafa Mir, metido en fuera de juego

 

  • Publicidad