Publicidad

La previa

Una urgencia y un saldo pendiente

  • CRóNICAS
  • 21/12/2018 - 15:55
Posibles alineaciones del Córdoba-Las Palmas, este sábado en el Nuevo Arcángel

Manuel Borrego

Muchas cosas ocurrieron desde aquel 22 de junio de 2014. El Córdoba viajó a la Primera División con billete de devolución inmediato. También lo hizo Las Palmas, con una trayectoria mayor pero con idéntico destino.

Este sábado ambos equipos vuelven a verse en un campo de juego, aunque con escenarios que son antagónicos. Pero con un lugar común: la urgencia. La necesidad del Córdoba, atenazado otra temporada más por la posibilidad de descenso, mira a los ojos a la propia urgencia de la UD Las Palmas que desde hace varias jornadas no debe conceder más terreno a sus adversarios directos.

Ese ingrediente es el elemental del encuentro. Pero no cabe duda que la cuenta pendiente que quedó entre ambas entidades y aficiones, en el terreno deportivo, es el colofón al interés que pudiera suscitar la cita del Nuevo Arcangel.

En otro parentesco se sitúan las trayectorias de los jugadores de Curro Torres y de Paco Herrera: las últimas sensaciones futbolísticas de ambos no guardan proporción con los resultados pretendidos.

El partido de Córdoba lo tiene todo y en él Herrera podría dar continuidad a lo bueno que ya se dejó entrever frente al Tenerife, en el derbi de la pasada semana.

Tiene la posibilidad el técnico de mantener el bloque inicial y de ello habló en la víspera. Mencionó la confianza en el gol que está por regresar de Rubén Castro, al que se le paró el reloj en las ocho dianas actuales. Lealtad técnica también a la reivindicación realizada por los extremos zurdos Blum y Fidel, que cambiaron la cara de la UD Las Palmas frente al Tenerife en el día con más alas del equipo. Y la victoria administrativa de poder recuperar a David García para mantenerlo en el centro de la defensa, después de que Competición pusiera en marcha su particular consulta de VAR.

Porque Las Palmas ya necesita pasar de las sensaciones a los puntos. Su cosecha actual, después de más de dos meses a la deriva, le va a obligar a firmar una extraordinaria segunda vuelta para codearse con los candidatos al ascenso. Y todo empieza por acabar el año como esa doble satisfacción: saciar la urgencia y aliviar un recuerdo.

  • Publicidad