Publicidad

Memorias del 96

Elche, Pacuco y una UD a medias

"El club ha hecho una gran plantilla, pero nos hemos dejado atrás ya muchos puntos", afirma el técnico del ascenso en el estadio Martínez Valero

  • ENTRE BASTIDORES
  • 08/11/2018 - 14:10
Pacuco, en la actualidad y el 22 de junio de 1996, con motivo del ascenso en Elche (C. Torres / N. Rodríguez)

Manuel Borrego

Las semanas en las que se unen los nombres de Elche, Las Palmas y Martínez Valero son más largas de lo habitual para Pacuco Rosales. Porque esos tres nombres juntos en 1996 provocaron una de las alegrías más explosivas que ha vivido Gran Canaria en las últimas décadas en la que fue él uno de sus protagonistas estelares.

De aquel 0-4 quedaron muchas vivencias que ha tenido que recordar el técnico grancanario allá donde ha ido en los últimos días. "No sé cuántas veces las habré contado", admite. "Lo más importante es que la gente vivió ese momento con mucha alegría y todavía hoy lo cuentan con el entusiasmo de entonces. El ascenso a Segunda A significó mucho para nuestros aficionados. Esa es la recompensa que queda".

Otra vez la UD Las Palmas vuelve al Martínez Valero a medirse con el Elche. La unión de los tres nombres se producirá este sábado, en el encuentro de la décimo tercera jornada del campeonato de Segunda División.

Pacuco ahora tiene una opinión como ex jugador, ex técnico, como simpatizante del club y como analista de fútbol. "Se han jugado 12 partidos, 36 puntos. Pero desde mi perspectiva Las Palmas se ha dejado ya muchos puntos en el camino. Porque Las Palmas tiene equipo para más en esta Liga", afirma con contundencia, conocedor de que "se ha hecho una gran plantilla y para el gusto del club y de los aficionados aún no se ha logrado en el campo lo que se había pretendido".

Rosales concreta que "necesitamos ver algo más para conocer mejor el potencial del equipo. Porque hasta ahora es poco". Y se refiere en primer momento a lo último. "El Deportivo de La Coruña, por ejemplo, tuvo más control del partido durante muchos minutos en el primer tiempo. Ese partido puede valernos para evaluar a dos candidatos. Las Palmas, en cambio, mejoró especialmente cuando entró Tana. En el centro del campo es donde está la solución" o el problema, como se mire.

"Incluso hemos escuchado que no hay bandas. Pero con un sistema 4-3-3 y con menos posesión, las bandas no existen. O quedan para los laterales que la suban hasta donde les llegue la gasolina".

Para tener extremos "hay que tener también posesión. De lo contrario, si se sube sólo con la corneta y la bandera dejamos espacios descubiertos para el rival. Porque hay que subir con criterio y bajar a defender con el mismo criterio".

Lamenta que "el equipo no acabe de cerrar los partidos. Ha sido una pena que en Mallorca con 0-2 el encuentro no acabara en la victoria que todos esperábamos. Por eso creo que, con ejemplos así, hemos dejado muchos puntos en el camino".

Espera Pacuco una reacción al alza. "Ningún entrenador mete conscientemente atrás al equipo, como pudimos ver ante el Deportivo en el tramo final. Con cinco atrás se asumían riesgos, especialmente a balón parado que es donde nos hicieron daño. El equipo debe corregir todas estas cosas porque, insisto, hay plantilla para más de lo que hemos visto".