Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad
  • Publicidad

Panorama

Arponazo final al tiburón del filial

Ocho equipo resuelven en el grupo IV dos plazas a Tercera y una de promoción de permanencia; Las Palmas B depende de sí mismo para evitar un disgusto final

  • ENTRE BASTIDORES
  • 07/05/2018 - 12:15
Los jugadores del filial de la UD Las Palmas celebran una victoria (C. Torres)

M.B.

No puede ser más compleja la última jornada dentro del grupo IV de la Segunda División B. Tanta igualdad se ha producido a lo largo de la temporada que hasta ocho equipos están involucrados en cinco partidos decisivos, en los han de resolverse aún dos plazas de descenso directo (Betis B y Lorca Deportiva ya tienen las otras dos) y una de promoción de permanencia.

El salto que ha dado Las Palmas Atlético es notable en la segunda vuelta, pero todavía está incompleto. El equipo filial amarillo está en la frontera de la salvación sin haberla atravesado. Y de las múltiples complicaciones posibles -muy enredadas igualmente de explicar todas- el filial amarillo podría salvarse por todas las vías: lo propio y lo ajeno. Pero también corre el peligro de volver a jugar el play off de salvación o de un descenso directo.

A modo de síntesis:

* Si gana a El Ejido estará salvado con 49 puntos.

* Si empata se salvará con 47 puntos porque al menos dos equipos quedarán por debajo en la clasificación.

En esta puntuación puede producirse un triple empate (Las Palmas Atco., Jumilla y Recreativo) o un cuádruple empate (Las Palmas Atco., Jumilla, Recreativo y Ecija). Los amarillos siempre dejarían al menos a Recreativo y Ecija por detrás en el average parcial de estos mini grupos.

* Si pierde, en cambio, podrían lograr la permanencia directa si dos de sus perseguidores (Linense, Badajoz, Jumilla y Ecija, ademá de Mérida y Córdoba B) no le superan en puntuación.

Pero ya todo se enredaría más si Mérida o Córdoba B se igualan con los amarillos a 46 puntos. El abanico de peligrosas opciones se amplía con la posibilidad incluso de un descenso directo. La derrota hay que desterrarla porque ‘burros vuelan' en la última jornada. En estos 46 puntos pueden producirse un doble, triple y hasta cuádruple empate que merecería entonces el esfuerzo de revisar.

Ejemplo: habría descenso directo si Linense, Badajoz, Jumilla y Ecija superan los 46 puntos finales de la UD (en caso de derrota en el Anexo). Y a ésto se añadiría la victoria de Mérida (4-0 y 2-0 con los amarillos) o Córdoba (0-1 y 2-1 con el filial grancanario).

Son sólo hipótesis. Pero el ya afamado tiburón de Juan Manuel Rodríguez sigue ahí, al acecho. La gran suerte es que los grancanarios tienen el arpón en su mano para liquidarlo arropados por el público del Anexo. Este domingo: 17.00 horas.

  • Publicidad