Publicidad
Publicidad

Una victoria con pelotas de papel

Entre los 299 triunfos ya logrados por el Gran Canaria, un éxito en los despachos para derrotar al Tau en 2001

  • CBGC CAMPO ATRáS
  • 21/04/2017 - 14:08
Timinskas, el célebre jugador lituano objeto de la polémica

Juan Pedro Borrego

La victoria administrativa del Gran Canaria ante el Baskonia en la temporada 2001-2002 por el ‘Caso Timinskas' resolvió a favor de los amarillos por 2-0 un encuentro que había perdido en la cancha por 73-80.

Comenzaba la temporada 2001-2002 y el Baskonia y su jugador Mindaugas Timinskas pugnaban con la ACB para poder jugar en calidad de comunitario. Los baskonistas retaban a la competición española alineando al jugador lituano en su primer partido ante el Gran Canaria en el Centro Insular de Deportes. Los amarillos, que habían perdido el encuentro por 73-80, reclamaron la alineación indebida de Timinska. El Comité de Competición le dio la razón a los amarillos; y dieron el partido por ganado al entonces Canarias Telecom por 2-0. Fue un triunfo apreciado para un equipo que después sufrió lo indecible para conservar la categoría en el que fue el último curso de Manuel Hussein en el banquillo isleño.

De las 299 victorias amarillas como local en la Liga ACB, la obtenida sobre el Baskonia el 29 de septiembre de 2001 iba a marcar un antes y un después no sólo en la relación entre los dos clubes, sino también en la consideración de los jugadores comunitarios en la competición española.

Por aquel entonces, el Tau defendía el derecho de jugadores como los lituanos Timinskas y Saulius Stombergas a participar en la competición españolas amparándose en las disposiciones de la Unión Europea a favor de la libre circulación de trabajadores de los países de su entorno. Sin embargo, ni la ACB, ni la Federación Española de Baloncesto (FEB), ni el Consejo Superior de deportes (CSD) consideraron esa situación como viable la participación de los que entonces se denominaban ‘Comunitarios B'. Mientras tanto, el CSD defendía una resolución suya en la que consideraba a este tipo de jugadores como extranjeros.

Sin embargo, la Audiencia Nacional reconoció en 2006 el derecho a Timinskas de poder haber jugado ese partido; y anulando las decisiones tomadas en su momento por la ACB, el CSD y la FEB e indicando una indemnización para el jugador por daños y perjuicios. No obstante, ni el resultado de ese partido ni la clasificación fueron alterados, y el Canarias Telecom acabó antepenúltimo de la liga regular con 10 victorias, entre las que se contó la que obtuvo ante el Tau Cerámica.