Publicidad

Obituario

El Tenerife también despide a Lope Acosta

  • VENTANA BLANQUIAZUL
  • 09/04/2021 - 12:57
El Tenerife también despide a Lope Acosta

Deporpress.com, Cristóbal Lope Acosta Lorenzo (Tazacorte, La Palma 25/10/1958) es el tercer histórico del CD Tenerife en fallecer esta semana. Tras conocerse los decesos de Pedro García-Sanjuán y Cipriano González ‘Ñito' este viernes la actualidad blanquiazul amaneció con la noticia luctuosa del fallecimiento de Lope Acosta, que además de en el Tenerife jugó en equipos como el Granada, Oviedo, Logroñés, Ibiza, Melilla y Maspalomas.

 

El delantero palmero fue miembro de aquel equipo que ascendió a Segunda División con Martín Marrero al frente de la plantilla, en la temporada 1986/1987, y en la que marcó cinco goles, para después defender su camiseta en la categoría de plata en el curso en el que se consiguió ascender a Primera División, de la mano de Benito Joanet, que lo utilizó en nueve partidos aquella inolvidable campaña.

 

Allí coincidió, entre otros compañeros, con Toño, Quique Medina, Isidro, Guina, David Amaral, Luis Delgado El Ghareff y Rommel Fernández Auténtico trotamundos del fútbol, a caballo entre todas las categorías menos la Primera División-en la que nunca pudo llegar a debutar-, Cristóbal Lope Acosta Lorenzo se formó en las filas del Aceró, donde destacó lo suficiente para que fichara por la cantera del Real Madrid CF, aunque con 17 años abandonó la ‘Casa Blanca' e inició una trayectoria tan prolija como singular: quince equipos diferentes en catorce temporadas, con cambios de residencia todos los veranos.

 

Delantero con velocidad y gol, Lope jugó, por este orden, para el Atlético Malagueño (76-77), Jerez Industrial (77-78), Mérida (78-79), Melilla (79-80), Getafe (80-81), Ibiza (80-81), San Fernando (81-82), Linares (81-82), Ceuta (82-83), Granada (83-84), Oviedo (84-85), Logroñés (85-86), CD Tenerife (86-87), Raja Casablanca (87-88), Tenerife (88-89) y Maspalomas (89-90).

 

Como blanquiazul debutó el 19 de octubre de 1986 en un Tenerife-UD Salamanca (1-1) de la octava jornada del grupo XX del Campeonato de Segunda División B. Pese a ser titular en solo cuatro de sus quince apariciones en ese curso, marcó cinco goles en dura competencia con Víctor Celso (17 tantos), Julio Suárez (7) y Chalo (7), los artilleros del equipo que llevó Martín Marrero al ascenso a Segunda A en la primavera siguiente.

 

Lope fue parte de la operación retorno ideada al inicio de la era Javier Pérez por el secretario técnico José Antonio Barrios, que además ‘repatrió' a David Amaral (Binéfar), el citado Víctor (Murcia) y Salvador Mesa (UD Las Palmas). "En mi primera campaña tuve más protagonismo en un grupo en el que ya había buen ambiente, que estuvo toda una vuelta [21 partidos] sin perder y que pronto demostró ser candidato al ascenso", recordaba hace unos meses en unas declaraciones incluidas en el libro ‘El ascenso que transformó al CD Tenerife', obra del periodista Luis Padilla.

 

De regreso al Tenerife en el verano de 1988, se encontró con una plantilla que, de partida, solo aspiraba a la permanencia, pero de la mano de Benito Joanet -un entrenador al que Acosta definía como "un poco raro para la época, no sólo en los planteamientos, sino también al hacer cambios continuos en las alineaciones pese a que el Tenerife ganaba"- acabó por conseguir el retorno a Primera División en la recordada promoción ante el Real Betis.

 

Lope Acosta sumó en esa campaña trece presencias con la camiseta blanquiazul, pero sólo fue titular en el compromiso de Liga en Salamanca y en las visitas a Maspalomas y Gijón en Copa del Rey, aunque ganó protagonismo como sustituto en las jornadas finales. "En lo personal puede parecer que no fuera un buen año por no jugar mucho, pero guardo un muy buen recuerdo por el compañerismo, el ambiente y los resultados que logramos", precisaba el exfutbolista bagañete.

 

Noticias relacionadas