Publicidad

La UD aprueba por los pelos el primer tercio de la Liga

  • CENTRAL DE DATOS
  • 26/11/2020 - 19:59
La UD aprueba por los pelos el primer tercio de la Liga Sergio Ruiz, en una imagen del partido disputado este miércoles en el Gran Canaria (C. Torres)

M.B.


La UD Las Palmas alcanzó este miércoles el primer tercio de la Liga regular: 14 partidos disputados de un total de 42. Tras un comienzo esperanzador, lo cierto es que esta fracción del calendario se ha cubierto con incertidumbre, máxime si consideramos que de los siete últimos encuentros solo ganó uno. Y ahora suma dos derrotas de manera de consecutiva.


La proyección no es matemática o proporcional. Los 17 puntos actuales indican que, de mantener este ritmo de cosecha, su puntuación final rondaría los 51 puntos. Y esa cifra es una salvación por los pelos, siempre y cuando se cumplan idénticos objetivos en los 28 partidos que restan.


Pero la cifra más alarmante, derrotas al margen, es la cantidad de goles encajados: 20 en 14 partidos. En esta línea, Las Palmas podría irse a los 60 goles en contra al final del campeonato. Es un dato, sin duda, para quitar el sueño. Máxime aún cuando muchos de esos goles están precedidos por errores propios aprovechados por los equipos rivales.

 

Pero hay más datos relevantes. Las Palmas ha encajado 9 tantos como equipo local y 11 como visitante. Pero es llamativo también que 11 de esos tantos llegaron a las redes de Alvaro Valles en las segundas partes de los encuentros.


A favor, Las Palmas suma 16 tantos. Podría ser un registro interesante si no fuera porque el nivel defensivo del equipo lo empeora todo.

 

El tercio de la competición se fracciona sin dudas en dos etapas. En la primera, los amarillos enlazaron seis partidos sin perder (12 puntos logrados de 18 posibles). Y el segundo ciclo es el actual, sólo quebrado por el 1-0 en el derbi.


El equipo de Pepe Mel ha estado 4 jornadas sin marcar en las redes rivales, mientras en sólo 3 logró dejar su portería a cero.

Con estos datos en la mano, el cuerpo técnico tiene argumentos suficientes para trabajar en las próximas jornadas dar un giro positivo a los acontecimientos. Porque los nubarrones están presentes en el Estadio de Gran Canaria.