Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Obituario

Fallece Pepote Aguilar, un periodista movido por la ilusión

  • MÁS
  • 18/08/2019 - 10:18
Pepe Aguilar, de blanco, junto a Toni Dumpiérrez como delegado del DH juvenil de la UD Las Palmas en 1993-94

Manuel Borrego


El domingo ha comenzado mal para la profesión del periodismo en Gran Canaria. Nuestro colega Norberto González Mencara, de Radio Nacional, impacta el día con la confirmación del fallecimiento de José Aguilar (55), compañero de tareas en distintos medios y con el que coincidimos en La Provincia.


Este obituario es de aquellos que hay que redactar en tercera y en primera persona. Es una despedida de Pepote Aguilar, un apasionado del deporte de nuestra isla que tenía la suerte de viajar en el mundo de la información. Pepote fue periodista por ilusión, que no por necesidad. Por eso su moral era indestructible y su deseo de colaborar inacabable.


Venía del mundo del fútbol. En casa de los Aguilar se hablaba de la Unión Deportiva Las Palmas porque su padre, don José, tuvo el honor de presidirla a comienzos de los ochenta, tras etapa directiva.


Pepe ingresó en Diario de Las Palmas en la etapa de dirección de Santiago Betancort Brito (qepd). Allí encajó por su dulce personalidad en un equipo de redactores deportivos activados por José Miguel Santana y Víctor Rastrilla, cerca de Rafael González Morera -eterno profesional de la información deportiva y de todo-.


Pepote era un todoterreno. Y durante una época conjugó su actividad informativa con una estrecha colaboración con la UD Las Palmas. La ilusión también le movía a ello. Por eso, fue delegado del equipo de División de Honor juvenil amarillo que en la temporada 1993-94 se proclamó campeón de su Liga.


Era capaz de combinar ambas funciones guardando lealtad a los dos ambientes. Su mentor en el filial fue Toni Dumpiérrez, entrenador entonces de aquel juvenil que nos recuerda ese episodio en la vida de nuestro estimado compañero: "Pepote ingresó como nuestro delegado a petición mía. Fue un delegado peculiar, que impregnó nuestro ambiente con la educación que tenía, el estilo caballeroso que heredó de su padre. Pepe llegó y lo primero que hizo fue sacar dos folios y leer una presentación ante los jugadores. Me dijo que no quería olvidarse de nada. Nos ayudó mucho en esta etapa".


En ese equipo juvenil estaban "Manuel Pablo, Jero Santana e Ismael, entre otros", que "luego fueron miembros del equipo campeón de la Copa Federación".


En la redacción del Diario de Las Palmas, Pepe Aguilar escribía de cualquier deporte, no exclusivamente del balompié. Siempre teníamos la impresión de que Pepote sabía más de lo que contaba, obviamente.


Tras la fusión de los rotativos de Prensa Canaria, Pepote pasó a incorporarse al equipo de redactores de deportes de La Provincia. Y, más tarde, afrontó una etapa en la sección de sucesos. No ocultaba que ese mundo no era el suyo.


En el nuevo ciclo informador era colaborador de la Agencia Efe, cubriendo cualquier actividad en el deporte. Además, nuestro compañero Pedro Socorro recuerda otro dato sorprendente: "Fue un asiduo colaborador con el Festival de cine en Canarias, participando de jurado o extra en alguna película".


Este sábado nos ha dejado sin avisar, tras sufrir un infarto. Se fue como siempre, sin hacer ruido.


NdR: El velatorio de Pepe Aguilar se desarrolla en el Tanatorio San Miguel, sala 101. Su incineración tendrá lugar este lunes, a las 14.30 horas.