Publicidad

SAVANÉ: "Me voy pero sigo jugando al basket porque no he perdido la ilusión"

El capitán del Gran Canaria 2014 agradece el trato del club y de sus aficionados en los momentos difíciles que ha vivido en la Isla

  • CBGC NOTICIAS
  • 24/07/2012 - 11:28

Sitapha Savané confirmó este martes su despedida del Gran Canaria 2014 sin aclarar con plena exactitud los motivos de esa decisión. Dijo en rueda de prensa que él había declinado la invitación de renovación del club tras haber dialogado con el presidente, el director deportivo y el entrenador, además de realizar diversas consultas personales para atar todos los cabos de su determinación. Un papel de menor relevancia en el próximo proyecto es el argumento que invita al pivot senegalés a cambiar de destino, aún sin definir. "De inmediato me voy a Atlanta para seguir preparándome de cara a la próxima temporada", precisó. Agradeció al club y a la afición del Centro Insular de Deportes por el trato dispensado hacia él durante la prolongada estancia en la Isla. "En el futuro veremos menos que un jugador dure tanto tiempo en un equipo (...) Cuando vine de Tenerife nunca pensé que iba a estar aquí tanto tiempo", aclaró.

Roberto Guerra, que fuera compañero de Savané, estuvo presente en la rueda de prensa de despedida del pivot senegalés celebrada este martes en el Centro Insular de Deportes (C. Torres)

"Gran Canaria apostó por mí como no lo ha hecho nadie"

Por su cabeza no pasa aún la celebración de un homenaje por parte del Gran Canaria porque "sigo jugando al basket, me veo con ilusión". Savané se siente aún jugador de baloncesto a sus 34 años de edad; "y tengo aún mucho que dar" a este deporte. Por eso, aunque "muy complicado tomar una decisión así", reconoce que ha tenido que ser frío en su meditación y tomarse un tiempo largo para llegar a una conclusión como ésta. Se define como un jugador de la raza de los que han sido sus compañeros, Hopkins y Lewis, con una longevidad extrema en el baloncesto profesional.

Durante ocho años, Savané se ha sentido "extraordinariamente valorado por este club. En el Gran Canaria se apostó por mí siempre como no lo ha hecho nadie. Me quedo con eso en todo lo que me llevo", comentó. Sin embargo, a pesar de que en los últimos cursos su cotización económica ha ido bajando por las condiciones del club, "las dos partes siempre habíamos coincidido en las pretensiones particulares".

El pívot dakarí es sabedor de que "yo he crecido a la par que lo hacía el club", pero ahora ha llegado un momento en el que las condiciones que se le plantean no le ayudan a seguir en esa evolución. Le duele dar la noticia de su no continuidad en el Gran Canaria, pero se siente orgulloso de "poder dar la cara y decirle a la afición" los motivos de su salida. Sabe que en la Isla se le ha tratado con "cariño, apoyo y respeto" en todos los momentos, buenos y malos, que ha vivido en la Isla.

Recuerda que llegó procedente del Tenerife y con a condición de "ser uno más en la plantilla". Nunca pensó llegar a ser tan importante, y por esa valoración que ha recibido desde todas las partes, "me he entregado de lleno a este club tanto dentro como fuera de la cancha", admite.

No quiere quedarse con un momento en especial para recordar esta larga estancia en el club amarillo, y aunque recuerda aquellos tiros libres que forzaron el quinto partido del play off con el Joventut en la temporada 2006/2007 como el "más dramático y el que me hace sentir muy orgulloso", considera que lo mejor que ha pasado en estos años "son los momentos que hemos disfrutado los compañeros fuera de la cancha. Dicen que esto que se vive aquí no es habitual en otros equipos. Ahora me toca la oportunidad de comprobarlo".

Igualmente ‘Taph' agradece el trato que han tenido con él "los dos técnicos que he tenido en el Gran Canaria"; y resalta en este sentido las últimas conversaciones con Pedro Martínez, que "me llamó a Dakar para explicarme con claridad cuáles iban a ser mi nueva situación en el equipo. Entiendo que esto ha podido llevarme a tomar esta decisión, pero se agradece la sinceridad, porque de nada hubiera servido engañarme para retenerme y después se dieran cosas diferentes. Eso no hubiera sido bueno para nadie".

Savané cierra "una etapa en mi carrera deportiva, quizás la mejor de todas", y desde Atlanta a donde viaja este miércoles para proseguir con sus entrenamientos, abre un nuevo camino que confiesa que aún desconoce cuál será. Sea como fuera, va a seguir muy de cerca los pasos del Gran Canaria y "como un aficionado más me voy a alegrar de los triunfos que tenga", mientras sigue "buscando motivaciones para continuar disfrutando de esta pasión mía, el baloncesto".

 


 

  • Publicidad