Publicidad
Última HoraUD LAS PALMAS-UD ALMERÍA, EN CUARTOS DE FINAL DE LA COPA JUVENIL

De Fernández a Cardona: Consejo sobre el primer gol

El argentino vivió hace medio siglo el run-run ambiental por su sequía al llegar a la UD, pero marcó y relata su anécdota con Quini aquel día

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 08/08/2022 - 09:33
De Fernández a Cardona: Consejo sobre el primer gol Teodoro Fernández y, a la derecha, Marc Cardona (C. Torres)

Manuel Borrego

 

Curiosidades del destino. Hace unas fechas publicábamos un reportaje retrospectivo sobre Teodoro Fernández, aquel delantero argentino que hace justo medio siglo (50 años) acababa un calvario personal para poder convertirse en jugador de la UD Las Palmas. Había tenido que esperar un año completo sin poder jugar al fútbol, porque la RFEF le obligaba a resolver unos problemas burocráticos en su país. Y cuando lo consiguió pudo ser incluido en el verano de 1972 como miembro del equipo grancanario.

 

Pero es que el tiempo es caprichoso. El fichaje de Fernández, ahora desde su arraigo en Tenerife, había creado una expectación que en sus inicios no fue proporcional a las intenciones del propio futbolista. El propio sanjuanino nos analiza desde su experiencia personal lo que le está ocurriendo al delantero actual de la UD Las Palmas, Marc Cardona, cuyos intentos por hacer el primer gol de amarillo han sido baldíos en los siete encuentros amistosos de pretemporada. Un poste, varios remates cercanos, paradas de los porteros, … y un run-run inevitable que podría acabar por tomar asiento en las almohadas de los deportistas. “Llegó un momento en que yo no podía dormir” recuerda cuando a él se le negaba el primer gol con Las Palmas 50 ligas atrás en el tiempo.

 

Después de esperar “tanto tiempo, tenía muchas ganas de marcar. Pero el balón no quería. A los delanteros le da la vida marcar, hacer goles”, puntualiza. “Pero yo tuve la gran fortuna de encontrarme con un entrenador que me transmitía tranquilidad. La gente murmullaba en el Insular, pero Sinibaldi se reía cuando me hablaba de ello. Yo trataba de justificarme y él me transmitía serenidad: El gol llegará, Fernández. Tú vas a marcar. Eso me decía todas las semanas. Se había ganado el respeto de todos los jugadores y el mío, a pesar del tiempo, lo tengo muy presente. Siempre hablaba al delantero de forma serena y eso hoy se lo tengo que valorar porque acabó siendo clave”.

 

No fue el único problema ambiental al que se enfrentó el ariete argentino. Incluso una encuesta periodística sobre su fichaje había generado un debate mayor. “Eso no me molestó en realidad, porque lo que me importaba pasaba en el campo. A Carlitos Morete le pasó más tarde igual, porque llegó a Las Palmas (1975, de River Plate) y en sus primeros encuentros no lograba marcar. Entonces todos fuimos los que tratamos de tranquilizarlo para que luego se viera el gran delantero que había llegado al equipo”.

 

Y así pasaron los meses hasta que el 12 de noviembre de aquel año, contra el Sporting y en El Molinón, llegó el primer tanto de Teodoro Fernández (2-2). “Y, ¿cómo no?, de cabeza. El portero era Castro, hermano de Quini. Tengo una anécdota de aquel día porque yo dije de bromas a los contrarios que me dejaran marcar, porque si no tendría que regresar a la Argentina. Y Quini, que escuchó, me animaba cada vez que coincidíamos en el campo. ¡Me daba ánimos y el portero rival era su propio hermano!. Así era el fútbol antes. Empatamos el partido y para Sinibaldi, tras mi gol, fue como si hubiéramos ganado la Champions. ¡Muy bien Fernández, ahora vienen más!, me dijo”.

 

Ese primer gol rompió inició una racha. Fernández anotó un total de 44 tantos en su condición de futbolista del representativo grancanario, algunos de enorme valor e inolvidable tanto en Bratislava frente al Slovan, hecho que inmortalizó su paso por la UD Las Palmas. Así que, ahora como jugador en el retiro, envía un mensaje al ariete Cardona: “Lo primero que hay que hacer es apoyar al futbolista, porque necesita un periodo de adaptación al equipo, al juego y al propio ambiente. Hay que animarlo como hicieron en su época con nosotros. Tiene buena pinta. Pero debemos estar tranquilos”, insiste, “porque Las Palmas es un equipo que genera muchísimas ocasiones en su juego. Y el delantero tiene que saber que estas ocasiones van a llegar. Y cuando anote el primero, el segundo puede venir casi de la mano”.

 

Así que “Marc Cardona tiene que seguir dos consejos: Que aguante las patadas de los defensas, porque no le van a permitir nada, y que tenga paciencia para cuando llegue esa ocasión que tanto desea. Todos los demás debemos entregarle tranquilidad y confianza. A todos los delanteros nos ha ocurrido esto, no hay casos aislados”.

 

Teodoro ha seguido la pretemporada del equipo de García Pimienta y la otea con esperanza. “Hay que esperar a ver cómo transcurre la Liga. Pero el equipo tiene buena pinta. He visto muchas cosas, … pero ese pibe (Saliou Mandiang) que marcó el otro día un gol al equipo saudí tiene una velocidad extraordinaria. Es una perla, no sé de dónde ha venido. Pero fue impresionante su jugada por la rapidez, por la manera en que metió el cuerpo para anular al defensa y el disparo como los Dioses. Las Palmas siempre tiene una sorpresa en su cantera. Habrá que seguir viéndolos a todos”.

 

Noticias relacionadas

  • Un caso singular en la UD Las Palmas

    El refuerzo que debió esperar un año

    El refuerzo que debió esperar un año
    • AMARILLOS DE SIEMPRE
    • 28/06/2022 - 11:00

    Se cumple medio siglo de la resolución positiva del caso Teodoro Fernández, fichado en 1971 y no validado por la RFEF hasta el verano de 1972