Publicidad
Publicidad

40 años de un debut singular

Benito, el canterano que nunca se rindió

El 7 de septiembre de 1980 Benito Morales debutaba con 28 años, 2 meses y 22 días, siendo el más veterano jugador de Las Palmas Atlético en viajar a la plantilla profesional del club

  • GENTE CON DUENDE
  • 07/09/2020 - 08:35
Benito, el canterano que nunca se rindió Benito Morales (N. Rodríguez archivo)

Manuel Borrego

 

Tal día como este lunes, el 7 de septiembre de 1980 Benito Morales iba a protagonizar un hecho singular en la UD Las Palmas. En partido de Liga inaugural de la campaña, disputado en El Sadar, el centrocampista grancanario se convertía en el jugador debutante con más rodaje procedente de Las Palmas Atlético. En ese cruce frente a Osasuna de Pamplona, Benito se estrenaba con los profesionales con 28 años, 2 meses y 22 días, luego de haber realizado un gran servicio con Las Palmas Atlético. Fue capitán del filial y un jugador que abrazaba a las siguientes generaciones de canteranos que hacían camino en el primer filial, con paso por la Segunda División B.


Benito había sido fundador de la versión actual del filial amarillo cuando la UD Las Palmas optó por su creación en el verano de 1977, con Juan Manuel al frente. Venía de haber pasado por el Artesano y los filiales del FC Barcelona, este último tramo con alguna polémica mediática en el momento. Y se integraba en el filial con futbolistas recordados como Manolo López (Arucas), Gustavo (Artesano), Castellano, Momo, Doblado, Arbelo, Toledo, Mayé, Calvo, José, Felo, Arencibia, Padrón, Farías y el primer capitán Félix Noda (Aficionado de la UD Las Palmas), Antoñó (Unión Chile), Carmelo (Tamaraceite), Momo II (Telde), Juan Manuel y Suso (Firgas), Ricardo y Fafi (Ferreras).


Todos ellos afrontaron el camino para lograr el primer ascenso a Segunda B en 1979. En esa formación célebre del partido disputado en el campo de El Peñón estaba Benito, ya consolidado como pieza básica del filial.


Y un año después, en la apertura de la nueva temporada en Primera, Antonio Ruiz le daba la alternativa a uno de los jugadores que más méritos había acumulado. Esa trayectoria tan pronunciada desde el filial hasta la Unión Deportiva, sin pasar por otros destinos, le corresponde a él hasta ahora.


El partido contra Osasuna lo perdió 1-0 Las Palmas, con gol de Iriarte. El equipo navarro volvía entonces también a la Primera División tras 17 temporadas.


Las Palmas formó con Juan Antonio Pérez, Gerardo Miranda, Toledo, Felipe, Hernández, Manolo Marrero, Noly, Benito Morales, Félix Marrero, Juani y Julio Suárez.


Tras aquel debut, Benito pudo prolongar durante seis temporadas en la UD Las Palmas acumulando 199 partidos oficiales y 40 goles en su hoja de servicios.


"Toda mi vida luché por llegar al primer equipo y ser profesional", recordaba a Tinta Amarilla. "Nadie se relajaba y había gran competitividad en el filial. Nunca me rendí aunque decían que por edad yo jamás iba a debutar en la Unión Deportiva".


Sin embargo, ese día llegó en Pamplona. "Trabajaba 8 horas diarias como repartidor, en mi furgoneta, antes de entrenar fútbol. Me mataba a correr".


Y tras colgar las botas, nunca se desprendió de sus vínculos amarillos. Fue segundo entrenador con Alvaro Pérez y, en la última etapa, delegado. Hoy lo mira todo de la distancia de un seguidor que lo siente y lo padece.

 

Noticias relacionadas