Publicidad
Publicidad

López Silva

"En la Península nos llaman el Tamaracity"

El autor de los dos goles del ascenso a Segunda B agradece a sus compañeros del Tamaraceite "el haber hecho que vuelva a disfrutar del fútbol de verdad"

  • GENTE CON DUENDE
  • 26/07/2020 - 16:28
"En la Península nos llaman el Tamaracity" López Silva, autor de los goles del ascenso del Tamaraceite, aplaude a un lado de la celebración. En primer término, el presidente Héctor Ramírez (C. Torres)

Manuel Borrego


Él no lo sabía cuando llegó a la isla, pero José María López Silva (37) será recordado eternamente por haber sido el autor de los dos goles que metieron a la UD Tamaraceite en la Segunda División B. Tampoco concocía entonces que en Gran Canaria iba a vivir estos momentos tan ilusionantes, llenos de emociones, que alcanzaron cumbre en el municipio de Frontera ante unos pocos elegidos.


Lo primero que hizo López Silva tras la victoria sobre el San Fernando y, una vez protagonizada la fiesta colectiva de los futbolistas, fue "agradecer a todos mis compañeros lo que han logrado en estas dos temporadas. En el Tamaraceite he recuperado la ilusión por el fútbol. No es una cuestión de dinero, porque la Tercera División no tiene ese premio. Son otras cosas que me han llenado de ilusión. De no haber venido esta etapa mía habría sido distinta. Aquí he vuelto a disfrutar del fútbol de verdad".

 

Y sorprendido aún más por lo que ha generado entre sus amistades este éxito del conjunto grancanario. "No me esperaba la verdad todo lo que me ha ocurrido en las últimas horas, la cantidad de llamadas y mensajes recibidos", relata a los lectores de Tinta Amarilla. "Me han felicitado más que cuando ascendí (2014 con el Córdoba) a Primera". Amistades que vieron el partido y "ahora en la Península nos llaman el Tamaracity (risas). Les he tenido que explicar que somos un club modesto, un equipo humilde de un barrio, pero muy unido". La calidad de su fútbol, sin embargo, la han visto y salta la comparación.

Me habría gustado que marcara otro


El 1-1 frente al Sanfer lo anotó López Silva de penalti. Y, minutos después, llegó el segundo de la mañana herreña. El 1-2 fue el que selló el billete del Tamaraceite para la Segunda B. "Voy a explicar el gol. Fue un centro de Jordan, que me dio un pelotazo en la cabeza. Y cuando levanté la cabeza vi a la gente corriendo cantando gol (risas), incluso los del banquillo. Y dije: Venga, que van a sacar de centro".


Es su manera de explicar con gracia el instante que será el más recordado en la breve historia del club en su versión 2.0. "En realidad", admite José María, "lo que trataba era de prolongar el balón peinándolo de cabeza. Pensé que podría haber algún compañero por el otro lado del área. Y, sin embargo, acabó dentro. Pero, de corazón, me habría gustado que esos goles los marcaran otros de mis compañeros ... Como Eros, Juan Andrés, Romario ... porque son ellos los que llevan aquí desde el principio. Esa es mi felicidad: haber ayudado a que todo ese esfuerzo de tanta gente tenga esta recompensa".

El Hierro, espléndido

 

"Me siento muy orgulloso de lo que ha hecho el equipo esta temporada", resume López Silva. "Estos dos años desde que estoy aquí me han ayudado también a mí. He disfrutado del fútbol de verdad, con unos compañeros que son extraordinarios. Espero seguir haciéndolo más tiempo porque ahora ha nacido otra ilusión".


Por momentos, con el 1-0 del San Fernando, el objetivo se hizo cuesta arriba. "Pero no nos vimos fuera del partido. Ese gol fue al comienzo de la segunda parte y entre todos nos dijimos: Vamos para arriba. Habíamos hecho muchas cosas bien en el encuentro. Teníamos controlado el juego de estrategias del rival. Y a pesar del penalti en contra nos seguíamos viendo bien en el campo. La insistencia en nuestro estilo nos dio la victoria".


El haber jugado en El Hierro lo considera "un acierto. El futbolista cuenta con el público. El ambiente fue bonito y todo salió correcto. Ellos también pudieron disfrutar de este momento. Fue un acierto. Algo inolvidable", reconoce.


Cuentan que en las celebraciones internas del club, López Silva fue muy activo, uno de los líderes del grupo. En Frontera también disfrutó pero mostró ese que sólo lo tienen los grandes jugadores: aparecer para dejar el sello definitivo y dejar en el camino algo que los jóvenes puedan aprender.

 

Noticias relacionadas