Publicidad
Publicidad

"Eder Sarabia es Eder Sarabia, pero Setién no es Setién"

Manolo Márquez analiza en Cope la crisis del FC Barcelona y compara el ambiente con un "casi polvorín"

  • LFP
  • 01/07/2020 - 19:53
"Eder Sarabia es Eder Sarabia, pero Setién no es Setién" Manolo Márquez, en su etapa en la UD (C. Torres)

B.P.

 

Un ex entrenador de la UD Las Palmas, Manolo Márquez, analiza el momento de otro ex técnico amarillo, Quique Setién. El técnico catalán conoce bien al cántabro porque fue su relevo en el club grancanario. "Siempre, cuando las cosas no van bien, se pregunta por qué juegue este y, si juega éste, por que no juega el otro. Las cosas pintan malamente", reflexionó este miércoles a Cope Barcelona.

 

Advirtió que "habría que estar allí dentro para saber ... A mí lo que me ha sorprendido es que Eder Sarabia es Eder Sarabia, pero Quique Setién no es Quique Setién. Esto es lo que me ha sorprendido de lo que estoy viendo. He comentado que a veces, en algún partido, da la sensación de que se le ve hasta triste"


"Toca decir que no pasa nada, pero al ver la pausa de hidratación se aprecia que aquello es ... no sé si llamarle un polvorín; pero casi, casi", añadió.


Se refirió a la foto de los jugadores azulgranas dispersos en la pausa mientras los del Atlético, rodeando a Simeone, recibían unidos instrucciones. "La foto es evidente. Los jugadores centrados en lo que decía el entrenador", fijándose en el lado rojiblanco.


Se fijó en que las instrucciones azulgranas iban dirigidas "a jugadores que no contestan" (...) "parecían pensar que no nos vuelvan a coger con una imagen de algún jugador haciéndonos un gesto despectivo. Daban instrucciones a jugadores como Riqui Puig o Arturo Vidal, que son menos líderes", recoge Cope.


Puesto que "lo único que se ha demostrado es que cuando tú llegas a un vestuario así, no puedes imponer tu idea porque no te la aceptan, son jugadores con muchos títulos ganados".


Después de comprobar que "la situación tiene mala pinta". Pues "su plan inicial se ha quedado en nada, ni hacen lo que quiere Setién, ni lo que quieren los jugadores. Esto hace que la relación se vaya deteriorando. Ahora sería de tontos decir que el Real Madrid no es el favorito a ganar La Liga".


Advirtió que los factores de plantilla corta, la ausencia de confianza plena y el final de liga ha desvelado algunas cosas. Que "la planificación del Barça de esta temporada ha sido un auténtico desbarajuste. Además con la mala suerte del parón por el coronavirus, una plantilla que era cortísima se ve obligada a jugar tres partidos cada semana. Si también sumas los problemas de egos, aquello debe ser una bomba de relojería importante".


Y sobre la polémica suplencia de Griezmann, saliendo en el minuto 89 al campo, comentó que "yo no hubiese hecho entrar a Griezmann. O le haces entrar antes o no le haces jugar. Aunque si entra y marca el 3 a 2...". Y añade "creo que Griezmann no está encajando bien ni en el grupo, ni en la manera de jugar. No entiende el juego que propone Setién porque es un jugador acostumbrado a estar libre y eso no encaja. Al margen de si le quieren o no pasar la pelota, su temporada es muy floja".