Publicidad
Publicidad
  • Publicidad

Vela Latina Canaria

San Cristobal y Minerva, eliminados

  • VELA
  • 17/06/2018 - 16:53

La tercera regata del Torneo Eliminatorio Fundación La Caja de Canarias dejó relegados de la competición a los botes Unión San Cristóbal Atefuer (01:35:29) y al Minerva Grupo CRI (01:26:14), que cosecharon los dos peores registros de la jornada ante una flota de siete embarcaciones que salían este domingo de la Mar Fea.

En un campo de regatas en el que la intensidad ventosa disminuía a medida que los botes navegaban hacia la bahía capitalina, el Poeta Tomás Morales Clipper (01:13:31), con Kevin Rosales a la caña, marcó enseguida la pauta de navegación al poco de iniciarse la prueba, mientras que el bote San José Grupo Yasega (01:16:10), con Javier Barreto a los mandos, tuvo el santo de cara en toda la prueba, ya que pese a la dificultad de acertar con los bordos debido a las condiciones del campo de regatas, al bote Joselito le salía todo en la jornada y Barreto navegó con buen ritmo a la popa del Morales durante la mayor parte de la contienda.

En la prueba, el Pueblo Guanche Hospital La Paloma (01:20:55) navegó sobre seguro con José María Ponce a la caña y es que en las regatas eliminatorias lo que prima es no quedar descalificado. No obstante, el bote del barranquillo Don Zoilo tuvo que decidir si por fuera del llamado perejil o por aguas interiores y la opción por fuera certificó sus aspiraciones de tiempo en la jornada.

Donde estuvo la expectación de la regata fue en lo que se determinaría como el pelotón de cola de la prueba. Mientras el Disa Roque Nublo ULPGC (01:23:20) optó por un navegar costero, el Villa de Agüimes (01:16:17) dudaba por momentos de si por fuera a por dentro del campo de regatas, dudas que compartió con el Minerva Grupo CRI y el San Cristóbal Atefuer. En el ecuador de la regata, el Villa de Agüimes ya tenía controlada la prueba y con tres repiquetes en aguas del perejil colocó la embarcación para llegar sin problemas a meta.

Por detrás, el San Cristóbal Atefuer se quedó en solitario sin opciones, al no salirle su navegar alejado de la costa, en donde además se quedó por momentos en zonas sin presión de viento, por lo que con esta baja segura todo se quedó a una carta entre el Disa Roque Nublo ULPGC y el Minerva CRI. El primero, con Daniel Rodríguez a la caña, optó por navegar por fuera del llamado perejil, mientras que el Minerva, de Alejandro Cabrera, intentó sorprender por dentro y ganó algo de posición con un viento por momentos del norte que le hizo enfilar su proa a meta. Los compases finales de navegación fueron visualmente atractivos, pero el Disa Roque Nublo ULPG respiró tranquilo cuando su último bordo hacia tierra ya le daba una victoria holgada ante su rival y entró junto a la llamada escoba por línea de meta, eso sí el Minerva relegado de la competición eliminatoria.