Publicidad
Publicidad

LA MOVIOLA

Un error arbitral y tremendo lío

Las imágenes delatan que los jugadores del Villa no estaban en fuera de juego y que Alex Suárez remata un balón que procedía de dos contrarios. El línier es el último en llegar y nunca está en línea con la frontera de los defensas

  • VISTO EN LA RED
  • 12/06/2016 - 23:18

M.B.

Las imágenes delatan el grave error cometido por el balear Morena Llorens y su asistente, al no conceder un gol limpio al Villa de Santa Brígida, que habría supuesto al menos forzar la prórroga porque con él los grancanarios igualaban el 3-0 con el Elche Ilicitano. Señalaron un fuera de juego que abortaba la ofensiva final de los satauteños.

En la imagen superior (captada en la secuencia realizada por Manuel Pérez, padre del jugador Juanma Pérez) se aprecia que, tras el golpeo del portero satauteño Chipi, el balón vuela hacia el campo del Elche Ilicitano. Se produce un error en los marcajes del Elche porque solamente un defensa está atento a Pablo Alvarez mientras su compañero, Alex Suárez, ya está al acecho, merodeando posiciones de segundo llegador del Villa.

Mientras el cuero se dirige al campo visitante, el colegiado está lejos y su asistente tampoco está en línea con la jugada en la frontera de un posible fuera de juego, que no existe. Este dato es relevante porque en el resto de la acción siempre va a llegar más tarde que los jugadores que protagonizaron el gol.

Sobre estas líneas, el balón llega hasta la zona defensiva del Elche Ilicitano. El primer error del colegiado es permitir que el defensa que marcaba a Pablo Alvarez cometa falta sobre el delantero empujándole para ganar posición ante el balón. Sin embargo, pese a esta ventaja, Pablo contacta y su par comete un fallo en el despeje ya que desvía el balón hacia su izquierda. Es, en consecuencia, el defensa franjiverde quien retrasa el cuero mientras la acción sigue caminando hacia el área ilicitana. El segundo zaguero alicantino también trata de jugar el cuero y lo desvía levemente hacia su área.

Y mientras todo ello ocurre, el auxiliar de aquel sector sigue en el vagón de cola ...

Sobre estas líneas, Pablo Alvarez ya está en el suelo derribado y el balón, tras el contacto con los dos defensas visitantes (Fran y Maxi), continúa su camino hacia hacia el punto de penalti, donde ya estaba arribando Alex Suárez. El línier sigue en carrera.

La última secuencia descubre a Suárez en posición de disparo, marcando el que habría sido 3-0. Y es entonces cuando el auxiliar, sin estar en línea en momento alguno durante toda la jugada, levanta el banderín sin percatarse de los acontecimientos que precedieron el lanzamiento, con la intervención previa de los defensas. El colegiado también llega tarde aunque el desvío le coge de frente. Deciden anular el gol y, de repente, el gran lío.