Publicidad
Publicidad

Del angolazo del 92 al Gran Canaria Arena

Miembros de la célebre selección africana que ganó a España en el torneo Olímpico valoran para Tinta Amarilla aquella gesta y la participación en el hexagonal mundialista del grupo D

  • MUNDIAL 2014
  • 02/09/2014 - 13:32

Manuel Borrego

Angola vive aún de aquella hazaña de la selección de 1992 que sorprendió en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Fue el equipo del célebre Angolazo, aún recordado y cuyos componentes  tienen presencia estos días en el Gran Canaria Arena, con miembros del cuerpo técnico y jugadores que hoy asumen otras funciones profesionales. "Ese equipo hizo historia", comenta a Tinta Amarilla el entonces seleccionador Victorino Cunha, que se mezcló entre los aficionados del país que seguían en las gradas del recinto el encuentro de este martes frente a México.

A la derecha, Paulo Macedo, actual selecciondor y otrora base del equipo del 92 (Fotos: C. Torres)

La selección de la república, otrora colonia portuguesa, domina el baloncesto de Africa con once medallas de oro continentales desde 1989 a 2013. Padre de esos éxitos es Victorino Cunha y, muy cerca de él, también ha estado en nuestra capital el que ha sido considerado como uno de los mejores jugadores y anotadores del país, Ze Carlos Guimaraes: "Estamos muy felices de lo que ha sido el equipo nacional de Angola en estos veinte años. Estos éxitos han hecho que el baloncesto se convirtiera en uno de los deportes de referencia de mi país", nos comenta Guimaraes en el descanso del partido ante México.

"Lo que ocurrió en Barcelona 1992 fue importantísimo para nosotros. Aquel fue un momento crucial, porque demostramos en los Juegos Olímpicos que podíamos hacer frente a cualquier equipo europeo. No sólo por el partido que ganamos a España (83-74), que tenía ya una selección muy buena, también hubo otros encuentros muy brillantes. Perdimos de un solo punto frente a Alemania", recuerda con frescura.

Otros miembros de la selección del 92 presentes en Gran Canaria son el propio actual seleccionador Paulo Macedo, quien suplió en el cargo al mencionado Guimaraes, y el ahora comentarista de televisión Herlinder Coimbra. Durante días se esperaba también la presencia de una de las figuras de aquella Angola, Jean Jacques Conceiçao, pero no ha tomado tierra en Gran Canaria. "La última vez que contactó con nosotros estaba en Ruanda. Nos dijo que iba a venir, pero aún no ha sido así".

El seleccionador Macedo se regocija. "Todavía nos recuerdan en España. ¡El angolazo!. Hicimos un gran torneo", apunta a Tinta Amarilla, ahora centrado en su labor de alcanzar un puesto en los cruces de octavos de final del actual mundobasket. La actual Angola tiene un equipo muy joven que Cunha nos lo valora: "Angola posee un equipo que está en transición. Todavía no hemos logrado recuperar el nivel de los últimos años. Estamos teniendo problemas porque nuestro juego está basado en la contundencia defensiva y en anotar puntos desde el exterior. Necesitamos entre 9 u 11 tiros de tres para ser competivos en cada partido de este torneo. No lo estamos logrando y eso se nota en nuestro rendimiento", dijo con cierto aire de preocupación. "Sin ese estilo de juego no podemos sorprender a nuestros rivales".

Cunha -imagen de la derecha- está orgulloso de haber dirigido a aquellos jugadores que impulsaron el basquet en su país. "Es cierto, regresamos de Barcelona como héroes. Hicimos cosas muy importantes, la gente estaba muy orgullosa del equipo y a partir de ahí se formó lo que ha llegado a ser el equipo nacional".

Guimaraes destaca todavía que la clave del angolazo fue "el conjunto. Se reunieron jugadores muy buenos, formando un buen grupo. Angola no fue solamente Barcelona 92. Se convirtió en un referente del baloncesto y del deporte africano", añade. "A pesar de que no logramos ganar una medalla, salimos muy reforzados de la competición. Esta selección actual es una consecuencia aún de aquel equipo. Estar en un Mundial no es nada fácil. Esa semilla sigue en nuestra juventud. Tenemos jugadores de proyección. Estamos orgullosos de verdad".

Y estar en Gran Canaria, compitiendo en el hexagonal del grupo D, es también una parte de esa cosecha. "Ha merecido la pena venir", concluye Cunha. "He de felicitarles a los canarios. Este pabellón es magnífico".

Galería relacionada