Publicidad
Publicidad

El Adargoma pide a la Federación que se repita la final con el Agüimes

Monzón se muestra molesto por lo que considera "un comportamiento desleal" de su rival, que "gana la final por un raspón" y con una norma que considera "en desuso"

  • NOTICIAS
  • 04/02/2013 - 16:13

Manuel Borrego

La final de la Liga insular de Gran Canaria de Primera B continúa en los despachos tras el fin de semana de la polémica. Este lunes, el CL Adargoma presenta un recurso ante el Comité de Competición de la Federación Insular en el que solicitará la repetición del encuentro frente al Agüimes, disputado el pasado viernes 1 de febrero en Las Huesas y que registró el 10-12 a favor del conjunto largartero. El centro del argumentario adargomista es la eliminación sin bregar de su puntal C, Joan Lajo, al considerar que la aplicación del reglamento en su apéndice 11.4.2 en este caso excede los principios básicos de la lucha canaria, puesto que "en todos los terreros, en todas las luchadas, los deportistas se presentan con raspones. Esa norma está en desuso y la ha aplicado el Agüimes con el apoyo del árbitro y con lo que entendemos que es un comportamiento desleal hacia nuestro club", apunta Javi Monzón, director técnico y mandador del equipo afectado.

El recurso llegará hasta las últimas consecuencias donde sea analizado y fallado, incluso el Comité Canario de Disciplina Deportiva si no encuentra amparo en las Federaciones de Gran Canaria y Regional. Javi Monzón ejerce como portavoz del Adargoma, que no oculta "nuestra frustración por lo que ha ocurrido este fin de semana. Una luchada no puede acabar como ha terminado ésta. En diez días nos habríamos olvidado del ganador, pero no queremos que sea de esta forma", avanza. "El daño que se ha hecho a nuestro club y a nuestro deporte es irreparable. Presentamos el recurso porque entendemos que Joan Lajo podía haber luchado perfectamente. Hicimos todo lo posible para que tuviera un vendaje compresivo pero ni así se le permitió".

A la pregunta del por qué el Adargoma no acudió antes de la final a un médico para asegurar un certificado que habilitara a su luchador, Monzón señala que "eso no tiene sentido porque, como digo, todos los luchadores sufren raspaduras o tienen alguna herida. En nuestro deporte es normal. Por eso me parece una vergüenza que el Agüimes hubiese utilizado esta estrategia para que nosotros no pudiéramos contar con nuestra principal silla. Es como si al Madrid le quitan a Cristiano Ronaldo", comparó.

ANTECEDENTES

"Nos sentimos decepcionados", apunta Monzón, que especialmente centra su atención en el conjunto ganador de la final. "Porque nosotros hemos hecho favores esta temporada al Agüimes que ellos no han querido respetar. Por ejemplo, en la primera luchada de la liga regular me pidieron que pasáramos a seniors a falta de juveniles y nosotros no protestamos para que no sufrieran mayor daño porque se trataba de una alineación indebida", desvela. "La paradoja de lo que ocurrió en la final es que se produjo un aplazamiento de la luchada anterior (última de la primera fase) por motivos personales de uno de sus luchadores. Hicimos el favor de aceptarlo en un gesto de bondad. Y es el propio Níchel quien nos lo paga de esta manera al negarse a luchar con nuestro puntal C. La petición del aplazamiento de la luchada anterior con el Agüimes se realizó fuera de plazo y el Adargoma aceptó para no perjudicar".

"El tercer favor y ya es el colmo", añade el mandador, "es que nos pidieron también que la luchada final no se celebrara en La Presa por el asunto del frío y las incomodidades (del invierno). Hablé personalmente con Víctor Herrera, con Alexis Moreno, ... hablé con los míos y aceptamos para no perjudicar a nadie. ¡Y el Agüimes viene ahora a ganarnos por un raspón!.  Eso es lo que nos ha sentir que han sido desleales".

Cuestionamos a Monzón sobre el motivo por el que el Adargoma no realizó reclamación alguna en el asunto de la autoexclusión de David Perdomo. Según el club de San José, tras comprobar el criterio de la eliminación de Lajo, Perdomo pidió la misma medida con Carmelo Rodríguez del Toro porque presuntamente tenía una herida. Sin embargo, esta reclamación no la llevó a efecto el capitán Ayoze Ramírez ni tuvo reflejo documental en el acta del encuentro; tampoco recogida por el colegiado Héctor León. "Con los nervios y el ambiente que se generó en la final hemos de comprender que hubo un olvido al no reseñar este hecho en el acta", apunta. "Sin embargo ahora sí ha sido incluido en el recurso ante la Federación".

ARBITRO NEUTRAL

El responsable técnico del Adargoma considera que "lo que ha ocurrido este fin de semana en Las Huesas ha ido en contra de los principios de la lucha canaria. Hay más cosas", señala. El club de la capital, en caso de que algunos de los organismos hasta donde elevará el recurso acepte sus alegatos, insistirá en reclamar un árbitro ajeno a la Federación de Gran Canaria. "En mi caso, con este colegiado (Héctor León) siento un acoso deportivo. No es el hecho sólo de la final, sino de otras comparecencias en las que no nos sentimos correctamente enjuiciados por sus actuaciones. Fue por ese motivo por el que reclamamos en la semana previa el cambio de la designación a un colegiado neutral".

Se fijó también en el destacado del Agüimes Níchel Hernández, con quien tuvo un diálogo bajo el signo de la excitación en el terrero de Las Huesas. "Se prestó a un juego que no correspondía al trato que ha recibido por parte de nuestro club. Estoy muy decepcionado con él porque le he visto crecer como deportista. No me esperaba lo que ha hecho" culminó.

David Perdomo se despide de Carmelo Rodríguez del Toro, tras la eliminación del primero al negarse a agarrar el pantalón de su adversario (C. Torres)