Publicidad

30 años del debut internacional de Gerardo

El arribo del séptimo jugador de la UD Las Palmas a la selección nacional absoluta se produjo hace treinta años. "Jugué contra Portugal como defensa central, formando pareja con Tendillo", recuerda

  • AMARILLOS DE SIEMPRE
  • 20/06/2011 - 15:10

El 20 de junio de 1981 arribaba al equipo nacional un nuevo jugador canario. Era Gerardo Miranda que, aún como integrante de la UD Las Palmas (había firmado por el FC Barcelona pero tenía contrato en vigor hasta el 30 de junio con la entidad de Pío XII), debutaba en el encuentro amistoso disputado en el estadio de Das Santas de Oporto, frente a Portugal (2-0). "Recuerdo que perdimos y que debuté como defensa central, formando pareja con Tendillo", precisa el futbolista formado en la cantera amarilla. "Fue mi primer partido y no puedo olvidar ni un sólo detalle, aunque ya en Las Palmas había participado como central. José Emilio Santamaría nos eligió para el centro de la defensa porque los titulares teóricos (Alexanco y Maceda) participaban en Valladolid en la final de Copa, Barcelona-Sporting. En realidad", prosigue, "he hecho de todo menos portero y delantero centro, porque tengo mal olfato en el área. Aquellos meses fueron muy intensos porque no sólo se produjo la llamada de la selección sino que terminaba mi etapa en la UD Las Palmas. Personalmente siento una especial satisfacción porque fui internacional absoluto perteneciendo aún a nuestro equipo". Este lunes se cumplen treinta años de aquella internacionalidad, la séptima de un futbolista con licencia vigente en la UD Las Palmas tras Tonono, Juan Guedes, Germán, Castellano, Martín Marrero y Felipe Martín. Gerardo Miranda actuó nueve veces con el equipo nacional español.

Gerardo (Nuachott, 16 de noviembre de 1956) mantiene intacto en su baúl mental todos los detalles de aquella etapa. "Lo cierto", afirma, "es que iba a firmar por el Real Madrid. Yo no tenía representante y las negociaciones se produjeron directamente con don Jesús García Panasco. Pero el Madrid dudó por cinco millones de pesetas en el trapaso, y el Barcelona vino, depositó esa cantidad y me compró por cincuenta millones de la época. Se hizo cargo de mi porcentaje, el 15% de la operación, y todo se solucionó pronto. Esa es la verdad. Fui el traspaso más caro en la historia del club grancanario hasta ese momento. Era mucho dinero entonces. Si he de ser sincero nunca pensé que jugaría en la Unión Deportiva, no imaginé que iría al Barcelona y mucho menos que actuaría con la selección. Por eso me siento un privilegiado en la vida, por haber compartido vestuario con muchos maravillosos jugadores".

Retirado hoy de cualquier actividad relacionada con el fútbol, Gerardo siente nostalgia de una etapa feliz en su vida a pesar de que "pude haber jugado más en el equipo nacional. Las lesiones me cortaron algunas etapas. Me había ocurrido con el equipo olímpico. Nos clasificamos para Moscú 1980, pero tuve que elegir entre jugar el torneo u operarme. También me pasó con la absoluta. Antes del Mundial de España 1982 tuve una lesión de pubis que me cortó la regularidad. Y ese tiempo lo pagué porque no fui convocado en la lista definitiva".

Gerardo es agradecido con sus instructores. "Para mí fue muy importante Miguel Muñoz, aunque ya había debutado antes con Roque Olsen, cuando yo tenía 19 años. Muñoz me encontró el sitio en el campo porque era un jugador 'de trabajo'. Actué a las órdenes de muchos técnicos salvo con el Flaco Menotti. Él consideraba que había un bloque en el que yo no entraba. Jugaban sus elegidos con independencia de cómo iba la temporada".

En las dimensiones en las que se mueve el fútbol actual es difícil también ver un caso como el suyo. Quería terminar de amarillo y así le sucedió luego de siete temporadas en el FC Barcelona. "El dirigente Manolo Betancort me preguntó en Barcelona si yo era capaz de volver a la UD en caso de renovar con mi equipo de entonces. Le dije que con los ojos cerrados. Me preguntó: ¿en Segunda División?. Y le respondí: por supuesto. Nunca tuve dudas".

OPINIONES

"LO QUE HACÍA MARADONA NUNCA SE LO VÍ A OTRO". "Diego Maradona y Schuster han sido los mejores jugadores que yo he visto. Lo que hacía Diego nunca se lo ví a otro. Esos cambios de ritmo, la velocidad, la precisión, ... nos maravillaba a todos en cada entrenamiento; inventaba fútbol. A pesar de que le veíamos todos los días, cuando tenía el balón dominado ninguno sabíamos lo que iba a ser. Schuster, a pesar de que vino muy jovencito, era extraordinario también. Sus cambios de juego impresionaban. Tuve la suerte de rodearme de grandes futbolistas que también me hicieron mejorar".

"CUANDO HABLAMOS DE GERMÁN, HABLAMOS DE PALABRAS MAYORES". "Hemos visto a muchos canarios muy buenos en todas las épocas. Personalmente creo que Dévora (Germán) es el jugador canario que ha marcado diferencias. Le respalda su calidad, su clase en el campo, la personalidad, ... lo era todo. Yo tenía 19 años cuando él aún estaba en el equipo con 31. Cuando hablamos de Germán, hablamos de palabras mayores. Estar con jugadores de ese nivel pone las pilas al resto".

"SILVA ES UN JUGADOR DE 'PERFIL BARÇA". "David Silva es un jugador de 'perfil Barça'. Combina todo con una exacta medida: calidad, velocidad, sacrificio, ... No le encuentras un punto débil. Todavía intento explicarme cómo Real Madrid o Barcelona le han dejado marchar a Inglaterra. Sobre todo porque, además, se trataba de un jugador contrastado en el Valencia y en la selección".

"LAS PALMAS TIENE FUTURO". "Sigo bastante al equipo aunque más bien por la tele. Me habría gustado ver más a Vitolo. Antes de su lesión era poderoso y rápido. Jonathan Viera es diferente, con mucha calidad, pero necesita rodaje. Vicente Gómez cubre muchos espacios y es muy equilibrado ... En general Las Palmas ha tomado una decisión inteligente porque se ve futuro en su cantera. Ese es el camino que no podrá abandonar porque el fútbol está afectado por la crisis, pero a la vez es también una solución efectiva como hemos podido comprobar este año".

"CUANDO EL MADRID TIENE QUE CAMBIAR SU SISTEMA PARA MEDIRSE AL BARÇA ...". "El Barcelona de Guardiola es el mejor equipo de la historia. Incluso mejor que el de Brasil en el Mundial de México. Cuando todo un Real Madrid tiene que cambiar su sistema para medirse al Barça ... Lo dice todo, porque además no ocurre en el Camp Nou sino en el Bernabéu. El equipo azulgrana hace pequeño a todo el que se enfrenta con él. Hemos de valorar que lo difícil no es lograr ese nivel, sino mantenerlo durante cuatro años y mejorarlo además. Ese es un mérito extraordinario que nadie se lo puede negar".

"ME QUEDÓ GANAR LA COPA DE EUROPA". "Aún recordamos la final de Sevilla contra el Steaua. Si dejé algo por hacer en el fútbol eso fue ganar la Copa de Europa. No sabemos qué pasó en aquel partido. Lo teníamos todo a favor. Pero no se materializaban las ocasiones y cada vez se fue poniendo todo más difícil. De cincuenta encuentros el Steaua sólo nos podía ganar uno y de aquella forma. Fallamos en la tanda de los penalties y, a pesar de que Urruti -que era un especialista- detuvo dos, se nos escapó el título. Aquello fue un golpe muy duro que acusamos durante mucho tiempo. Habría sido el primer título del Barcelona en la actual Liga de Campeones. Un mazazo muy fuerte. Yo no lancé, pero tan mal se estaba dando el día que, de haberlo hecho, supongo que también habría fallado".

Manuel Borrego

  • Publicidad