Publicidad
  • Publicidad

Opinión

  • Se abre un nuevo ciclo en la UD Las Palmas. La destitución de Manolo Jiménez en el banquillo amarillo era ya esperada. No sólo tras el empate con el Granada, sino desde hace varias jornadas, porque el desarrollo de la temporada no ha sido, ni mucho menos, acorde con lo que se esperaba de una plantilla totalmente renovada, con una inversión récord en el club, no solo en la contratación de jugadores, sino la del propio técnico, que a priori, parecía una decisión acertada. De ahí el mayor desencanto con el técnico sevillano, con buen palmarés, de prestigio, pero que no ha sabido o no ha podido, armar un equipo con las piezas que se les facilitó desde la dirección de la Sociedad. Y ya se sabe, si el balón no entra... ocurre lo de siempre, y en ese sentido, Manolo Jiménez ha decepcionado a los que confiaron en él.

    Son cosas del fútbol, y Miguel Angel Ramirez, antes de que esto fuera a peor, zanjó la situación llamando al hombre que le llevó a su UD a la Primera División. Paco Herrera, pocos días antes, le había dado un "no" por respuesta a la solicitud del Extremadura, y aceptó la petición del propietario de la U.D. a la primera de cambio y desde el domingo mismo estaba en la Isla. Herrera va a tener conocimiento exacto de la plantilla por uno de sus hombres de confianza, Angel Rodríguez. Quien fuera su segundo entrenador en su estancia en Las Palmas y que lo volvera hacer hasta ahora, es un asiduo a los encuentros de los amarillos en el Gran Canaria; también abundantemente en el Anexo. El ex jugador se ha quedado a vivir en la Isla, y conoce lo que se cuece no sólo en la UD, sino en su entorno.

    Hemos dicho a principios de la campaña, que el grave problema que tenía la U.D. Las Palmas era armar un equipo con tantos cambios. Todo tiene su tiempo de adaptación y esa no se ha producido. Habrá quien piense que Manolo Jimenez tuvo varios meses para armar el equipo, pero lo cierto es que eso no se produjo. Las declaraciones de los jugadores en las ultimas jornadas hacian ver ese malestar en el vestuario, por lo que ahora se intenta con Paco Herrera borrar pagina y tirar para adelante. La Liga 123 no da respiro y ya tenemos este proximo fin de semana visita al Cádiz. En la Tacita de Plata se jugó con el cuadro gaditano de Alvaro Cervera en el trofeo Carranza, y aunque Las Palmas se clasificó para la final con el Betis, lo cierto es que no convenció. Esperemos que esta vez si, que Herrera logre ese equipo que tanto anhela la afición que quiere ver fútbol y que su Unión Deportiva gane. Suerte para Paco Herrera, porque si él triunfa, Las Palmas también, y eso es lo que deseamos.

OTRAS OPINIONES DE ESTE AUTOR

  • Publicidad