Publicidad

0-1: Sacrificio, puntería y un trébol de 4 hojas

La UD Las Palmas rompe la maldición de Mendizorroza con un gol de Kirian, para luego aguantar ante un Alavés que malogró ocasiones y vio anularse dos de sus remates

  • CRÓNICAS
  • 09/12/2023 - 14:58
0-1: Sacrificio, puntería y un trébol de 4 hojas La celebración del equipo grancanario en el vestuario de Mendizorroza (UDLP.es)

Manuel Borrego

 

La UD Las Palmas acabó este sábado con la maldición de Mendizorroza, en partidos de Primera División. Un gol de Kirian sirvió para que los futbolistas de García Pimienta se llevaran todo el botín frente a un Alavés que mereció un mejor resultado (0-1). Pero el santo lo tienen de cara los amarillos, que sufrieron con agonía en el tramo final de un encuentro donde el gran protagonista fue el atacante Omorodion: falló claras ocasiones y se le anularon dos tantos por fuera de juego.

 

Grandes paradas de Valles, balones sacados en la línea de gol, un chut al palo en el tiempo extra … Pero lo que queda es el resultado y que ‘le quiten lo bailao’.

 

El Alavés abordó el encuentro con un ingrediente agitador; Las Palmas, con un sedante. El planteamiento impulsivo del conjunto babazorro pudo encontrar un premio casi de inmediato, a los 5 minutos. Samu Omorodion concedió una vida a la Unión Deportiva al malograr un remate a quemarropa frente al portero. Lo había asistido su compañero Rebbach, zafándose de Araujo, pero el remate del atacante cedido por el Atlético salió desviado junto al córner.

 

De esa ocasión se acordó durante muchos minutos la tropa del Alavés. Porque Las Palmas fue poco a poco creando su paquete envoltorio al balón, sin mostrar ansiedad alguna ante un rival fogoso. El conjunto local podía romperlo a través de una exigente presión, que a su vez era desgastadora para los jugadores de García Plaza. Pero las ganas vitorianas no desplazaban a la paciencia grancanaria.

 

El planteamiento de García Pimienta empezó a cobrar mayor sentido cuando a la media hora de juego Kirian reventó la banca. La jugada fue una de tantas que Moleiro quiso prolongar hasta el corazón del área, pero en el último instante encontró la posición cercana de su capitán fuera del área. Y así Kirian, con esa precisión a distancia de la que está haciendo gala, ajustó la mirilla de su fusil y colocó el proyectil en las redes de Sivera.

 

La puntería era el principal factor que marcaba la distancia en el partido. Y este hecho quedó especialmente subrayado en otra jugada antes del descanso. Samu Omorodion se escapó de Coco y llegó hasta el área en solitario. Sin embargo en su camino se encontró en el minuto 41 a un gigante, Valles, que le hizo la noche al delantero internacional sub19. El disparo lo rechazó la pierna del guardameta y el segundo susto acabó en saque de esquina.

La sesión de taquicardia para la afición de la UD Las Palmas todavía no había terminado. Se prolongó en el inicio de la segunda parte cuando Omorodion colocó su puntera tras un centro de Gorosabel. El balón esta vez acabó en las redes de Valles y la afición vitoriana celebró con entusiasmo el que habría sido un merecido empate. Pero actuó la Sala VAR (Pizarro Gómez) para percatarse de que el calzado del delantero vitoriano tenía un número más que el del defensor grancanario. Y tras unos minutos de incertidumbre, el balón volvió al terreno de juego porque el gol fue anulado.

 

Al margen de su infortunio personal, Omorodion -que acabó entre lágrimas por su aciago día- era la casi única pesadilla para los zagueros canarios. Su poderío físico, potencia en la carrera y sentido de anticipación era un quebradero constante. El ariete del Alavés volvió a marcar en el minuto 72, esta vez con un testarazo precioso desde la frontal. Pero por segunda vez el colegiado, asistido por el linier y por el colega del VAR, también anuló el remate por un más claro fuera de juego del rematador.

 

García Plaza ya lo protestaba todo. Pedía al público que reclamara un penalti a Marvin Park, cualquier jugada con tarjeta o lo que fuera. Su equipo empujaba y Las Palmas se protegía con todo … y con Valles, que sacó sobre la línea un remate de Kike García. Más tarde, en otro remate del ariete de refresco, Araujo rechazó en última instancia otro esférico que también se colaba.

 

El Alavés prolongó su ofensiva en el tiempo extra, donde incluso llevó un balón de Sola al poste de la portería visitante. Pero el 0-1 no lo iba a alterar ni una bomba atómica.

 

Alineaciones:

 

Alavés: Sivera, Gorosabel, Abqar (Tenaglia, 84), Rafa Marín, Javi López, Blanco (Kike García, 75), Guridi, Rebbach (Sola, 61), Hagi (Benavídez, 62), Luis Rioja (Ropero, 84) y Samu Omorodion

 

Las Palmas: Valles, Julián Araujo, Coco, Mika Mármol, Sergi Cardona, Kirian, Loiodice (Perrone, 60), Javi Muñoz, Munir (Cristian Herrera, 74), Moleiro (Benito, 85) y Marc Cardona (Marvin Park, 60)

 

Gol: 0-1, m. 31. Jugada de Moleiro, hasta dentro del área, con pase a Kirian quien, desde fuera del área, chuta con precisión salvando al portero.

 

Árbitro: José Luis Munuera Montero (Colegio Andaluz). Amarillas a Gorosabel, Adqar, Marín (Alavés), Marvin Park, Herrera, Sergi Cardona y Javi Muñoz (Las Palmas).

 

Pormenores: Partido de la 16ª jornada del campeonato de Liga de Primera División, disputado en Mendizorroza (15.971 espectadores). Alex Rodríguez, campeón del mundo de kick-boxing, realizó el saque de honor. Los descartes de la UD: Gorrín (p), Iñaki, Gabri Felipe y Aboubacar Bassinga.

 

Noticias relacionadas

    • UD Las Palmas
    • UD Las Palmas
    • 1
    •  
    • 1
    • CA Osasuna
    • UD Las Palmas

    El partido online

    Las Palmas vs Osasuna

    Las Palmas vs Osasuna
    • CRÓNICAS
    • 25/02/2024 - 11:17

    Los amarillos, ante un rival que presenta un estilo antagónico pero con idénticos propósitos clasificatorios

  • 2-0: Homenaje a los 'Guanches Picapiedras'

    2-0: Homenaje a los 'Guanches Picapiedras'
    • CRÓNICAS
    • 10/02/2024 - 22:07

    La UD Las Palmas trabaja duro para superar los obstáculos que ofreció el Valencia y brindar una victoria con sabor carnavalero y emotivos goles de Alex Suárez y Marc Cardona