Publicidad

Obituario

La butaca vacía en el derbi del abonado Pedro Cruz

Falleció a los 56 años de edad tras comprar su entrada y la de su sobrino, con el que tenía plan de partido para el 26 de noviembre

  • ENTRE BASTIDORES
  • 23/11/2022 - 06:39
La butaca vacía en el derbi del abonado Pedro Cruz Pedro Cruz Talavera, en su asiento del Estadio de Gran Canaria (Archivo: Eva Gordillo)

Manuel Borrego

 

Los meandros del río de la vida a veces transcurren por curvas impredecibles. Los familiares y amigos de Pedro Cruz Talavera lo echarán en falta este sábado 26 de noviembre en el Estadio de Gran Canaria. El abonado 18.331 de la UD Las Palmas tenía preparado su plan de partido para estar allí con el equipillo junto a su sobrino Aimar Gordillo, al que ha enganchado para la causa futbolística de los grancanarios.

 

Pero Pedro no estará esta vez. Su ubicación en la Grada Sur estará vacía en el partido de las pasiones. El martes 15 de noviembre, Pedro fue protagonista anónimo en la compra las primeras 9.514 entradas distribuidas entre los abonados del club. Había acudido con Aimar al Estadio para adquirir en la taquilla las dos localidades del derbi. Al terminar la operación, se trasladaron a un comercio de la zona para terminar la ronda por Siete Palmas. Sin embargo, como nos narra su esposa Eva Gordillo Torres, Pedro no regresó a casa.

 

Pedro Cruz falleció aquel martes a los 56 años de edad, con las entradas del derbi en su bolsillo. “Su única pasión era la Unión Deportiva Las Palmas y estaba muy ilusionado esta temporada con la trayectoria del equipo”, recuerda Eva.

 

La pareja es amiga personal del ex jugador de la UD Las Palmas, Pepe Juan Suárez, que se emociona al descubrir el caso tan singular de un hombre muy conocido por sus años de trabajo como empleado en el Aeropuerto de Gran Canaria. Y por su vocación futbolística.

 

“En la semana anterior había comprado algunas prendas del equipo en la Tienda oficial. Lo tenía preparado todo para ir al derbi”, apunta Eva. “Me había dicho en su momento que, si algún día se moría, quería irse vestido con la camiseta de la UD Las Palmas. Su favorita era la rosa. Y así se marchó”.

 

Se fue Pedro, pero queda su recuerdo y su amor a la UD Las Palmas. La seguirá aplaudiendo desde el cielo. QEPD.

 

Noticias relacionadas