Publicidad

Andrea Falcón

"Llegué a dar por perdido el fútbol y la selección"

  • FEMENINO
  • 06/10/2022 - 07:08
"Llegué a dar por perdido el fútbol y la selección" Falcón, a la derecha, con el equipo nacional (RFEF)

B. Pérez

 

La aruquense Andrea Falcón (28), jugadora que esta temporada ha emigrado al fútbol mexicano, ha vuelto a la selección española tras la convocatoria realizada para los partidos ante Suecia y Estados Unidos (en Córdoba y Pamplona respectivamente). La isleña, que lucirá el dorsal 8 en esta convocatoria de Jorge Vilda, confesó a los medios de la RFEF que había llegado “a decir a mi madre que dejaba el fútbol”.

 

Estaba relacionada esa decisión, que no llegó a efectuarse, a causa de las lesiones de rodilla que debió atravesar cuando “estaba en el Atlético de Madrid y cuando mejor” se sentía futbolísticamente.

 

Se había ido “del Barça al Atlético de Madrid para tener más minutos. Y los estaba teniendo. Pero a principios de abril y en un entrenamiento me rompí el cruzado (ligamento). Y me perdí el final de temporada. Fueron diez meses largos, tuve que pasar por otra operación para limpiar adherencias”.

 

Recordó que tras esa intervención “disputé un Mundial y me ficha el Barça, que era mi casa. Hice la pretemporada, jugando muchos minutos, más de lo que pensaba, sigo viniendo a la selección … pero el 14 de diciembre contra el Espanyol, jugando en su casa, me rompe el cruzado de la otra rodilla”.

 

“Durante el proceso de recuperación de esa rodilla izquierda”, precisó, “había tenido también molestias en la rodilla derecha. No la notaba bien y se lo dije a la doctora … Entré a quirófano pensando que iba a tener tres meses (de paralización). Estaba valiente” recordó para añadir que estaba consciente en la intervención. “Entonces me dijo el doctor que no iban a ser tres meses sino más tiempo. Mentalmente me vine abajo”.

 

Cuando salió de la operación “lo primero que hice fue ver a mi madre”. Le confirmó que estaría doce meses sin poder jugar. “Mi frase fue dejo el fútbol. En casa pensaba en ello y lloraba. Solo pensaba en el sacrificio que había hecho mi familia, lo que habían hecho para que yo cumpliera un sueño”.

 

“La selección siempre fue para mí lo máximo”, manifestó al indicar el éxito de su recuperación. “Llevar este escudo es un orgullo. Hubo un momento que dí por perdido el fútbol y la selección” (…) “Después de tres volver otra vez, estoy disfrutando como cuando tenía catorce años”.