Publicidad

Momentos de una temporada (2)

El último baile de Adalberto Peñaranda

  • IMÁGENES
  • 13/06/2022 - 06:45
El último baile de Adalberto Peñaranda Peñaranda, a la derecha, junto a Ferigra. Bailaron en la goleada al Cartagena y ya no volvió a marcar el venezolano (C. Torres)

M.B.

 

Cometí errores en el pasado. Los acepto. Ahora soy otro y muy motivado” (…) “Vengo a Las Palmas porque ha mostrado interés por mí todo el año. No defraudaré” (…) “En los últimos años no rendí a nivel que la gente esperaba. Ahora soy más maduro” (…) “No tengo números buenos por equis motivos. Quiero centrarme con mi familia, estoy más tranquilo con ellos, en casa. Vengo a trabajar y al final se darán los frutos”.

 

Fueron las palabas en su presentación de Adalberto Peñaranda, la esperanza realizadora Vinotinto que, a tenor de esos mismos resultados que él pronosticaba aquel día, resultaron un espejismo. Sus promesas deportivas fueron un brindis al sol en el año de regreso a la Liga española.

 

Aunque por momentos, durante la etapa de Pepe Mel, el venezolano pareció ser el jugador incisivo que gustó en su paso por el Málaga: rápido, directo, potente y vocacional goleador.

 

En las primeras ocho jornadas del campeonato de Liga 2021-22, Peñaranda era un nombre que se tenía en cuenta en un bloque que insinuaba un tridente con Viera, Jesé y él. Llegó incluso a marcar dos goles, recibiendo la ovación de los aficionados del Estadio de Gran Canaria en las victorias frente a Ponferradina y Cartagena …

 

… Pero todo cambió cuando, tras aquella octava jornada, se marchó con la selección de su país para afrontar una agotadora gira de la ventana FIFA.  Por “equis razones” comenzó desde ahí un ciclo distinto, empezando con una lesión fibrilar. Y la realidad es que, vistos los resultados hasta el final del campeonato, aquel Peñaranda desapareció tanto que ya no se le vio en el once titular y sus restantes actuaciones fueron breves e irrelevantes.

 

García Pimienta no realizó expresión de lamento alguno cuando definitivamente se marchó de la isla, en otra convocatoria de Venezuela, antes de que su equipo de acogida disputara el play off. Del Peñaranda que quería la UD Las Palmas, en realidad, no se supo más desde el 3 de octubre. Ese día bailó con Ferigra en la goleada al Cartagena.

 

Noticias relacionadas