Publicidad

Alberto Moleiro

"En mis sueños me imagino jugando con España un Mundial"

  • DECLARACIONES
  • 02/05/2022 - 16:22
"En mis sueños me imagino jugando con España un Mundial" Alberto Moleiro, en el Gran Canaria (C. Torres)

B.P.

 

Alberto Moleiro explicó que, en su primer año con los profesionales de la UD Las Palmas, ha ido notando los cambios en su personalidad y en el trato con los compañeros: “Ahora me tratan como un hombre en el vestuario; antes, como un niño. Cada día me voy integrando más”, dijo en valoraciones UDTV.

 

“En meses me ha cambiado la vida. Del juvenil A hasta aquí. Me adapté bastante bien en la pretemporada, cuando fuimos a Marbella me fue bastante bien”, advirtió al hablar de lo ocurrido desde que pasó el puente del Anexo al Estadio de Gran Canaria.

 

"Me sorprende la jerarquía de Viera, cómo se mueve y maneja los tiempos del encuentro", aclaró. "Siempre me ha intentado enseñar. Intento lanzar las faltas como él. Me pide que esté tranquilo en las jugadas, porque siempre tiendo a adelantar la definición de la misma. Me pide que sepa hacer lo que tengo que sé hacer. Y lo que tengo que jugar el resto. Me ha enseñado esa tranquilidad". 

 

Habló de la inevitable comparación: “Cuando llegué estaba (reciente) el caso de Pedri. Y todo el mundo quería que me pareciera a él. Y no soy así. Bajar al juvenil me vino bien. Cogió rodajes, minutos y es parte del proceso” (…) “Para mí es un orgullo que me comparen con Pedri. Me hace crecer como persona y futbolista, más maduro”, explicó. "Ya no tengo el contacto con él desde hace tiempo. Pero me alegra lo que está consiguiendo". En su caso "me veo en Primera, en unos años, todavía en unos años. ¿Con qué camiseta?. Me gustaría con el Barça. Espero subir con Las Palmas".

 

“De cara a la gente siempre soy igual. Mis compañeros, estar aquí y con familia, me ayuda muchísimo”, significó el jugador tinerfeño. “Llevo con naturalidad lo que estoy viviendo. No me paro valorarlo mucho. Lo estoy disfrutando (…) Cuando me puse la camiseta de la selección por primera vez no me lo creía. Es un orgullo. Pensaba que estaba jugando en el parque con mis amigos”.

 

Sobre sus sueños, reconoció que “me imagino jugando con España un Mundial o en Primera. Tampoco me paro mucho a pensar en mi futuro. No me veo aún en el futuro. No sé dónde voy a estar. Es mi familia la que hace que esté tranquilo, que no me crezca y que sea yo”.

 

Desveló que “mi madre quería que jugara al baloncesto, pero no altura ni calidad. Mi abuelo y mi tío fueron entrenador y jugador de la base del CD Tenerife. Mi padre fue médico del CD Tenerife. Y yo, de Las Palmas. De mi abuelo he conseguido que se ponga la camiseta de la UD Las Palmas”.

 

“Cuando jugamos aquí ante el Tenerife lo afronté como un partido más. Pero en el Heliodoro me costó pararme a pensar. Lo noté más. Tenía la grada donde yo me sentaba (como aficionado) justo en mi banda. Miraba hacia mi sitio (butaca) … Son los partidos que a todos nos gusta jugar”.

 

“Exploté en el Sobradillo y tuve la oportunidad de venir aquí. Mi familia lo lleva bien. Mi padre es más fanático (futbolero), conoce a todos los jugadores. Me dice: vas a jugar con este o este otro”, advirtió. “En cadete de primer año, tras pasar por el Llano del Moro, empecé a destacar. Antes de cadete yo era un jugador muy normal, del montón, de los que corrían por ahí”.

 

Se siente "guardiolista", aunque comprende el estilo de Simeone. "Me identifco con el juego del Barça y más ahora, con el míster (García Pimienta), que le gusta ese mismo estilo de juego".