Publicidad

Benito Ramírez: menos minutos, más goles

El aldeano presenta hasta el momento una frecuencia realizadora de un tanto cada 192 minutos

  • CENTRAL DE DATOS
  • 24/11/2021 - 12:10
Benito Ramírez: menos minutos, más goles Los datos de Benito Ramírez como jugador de UD Las Palmas y Rayo Majadahonda -cedido- en la Liga Profesional

Manuel Borrego

 

Que Benito es un jugador de cualidades ofensivas muy notables no es dato nuevo en el horizonte de la UD Las Palmas. Lo viene demostrando desde su llegada al club, con prestaciones ya ofrecidas especialmente en la categoría juvenil y en Las Palmas Atlético.

 

Ha tenido menos participación directa al llegar a la Liga Profesional. Pero esta temporada está mostrando unos registros de nivel curiosamente cuando se han invertido las proporciones de las dos últimas campañas: Menos minutos en el campo y más goles en su cuenta personal. De hecho, los tres tantos del vigente ejercicio ya representan su mayor contribución en una temporada regular con la UD Las Palmas.

 

En total son 80 los partidos oficiales del aldeano con el primer conjunto grancanario, iniciándose en Primera División. Suma cinco goles y su cuenta de asistencias también está a la par (5). Pero en 578 minutos de 2021-22 ha logrado firmar ya tres tantos, con una frecuencia realizadora de un gol cada 192,5 minutos en juego. Acelera mucho con respecto al firmado en 2019-20 (un gol cada 951,5 minutos).

 

El zurdo marcó su primer tanto profesional cuando estuvo cedido en el Rayo Majadahonda, en un partido de Segunda contra el Alcorcón. Y desde entonces a hoy su crecimiento futbolístico es evidente tratando de ganarse de nuevo un papel titular en los planes de Pepe Mel. Lo perdió como lateral zurdo (Sergio Cardona) pero en las últimas jornadas ha vuelto a aparecer en una posición más avanzada, la que lo ha llevado en gran medida hasta el fútbol profesional.

 

“Los goles generan autoestima”, ha admitido en las últimas horas sobre sí mismo. Su cosecha en las redes rivales, con la determinación mostrada en La Rosaleda, es una de las luces que han dejado las dos últimas jornadas pese a las derrotas frente a Zaragoza y Málaga.