Publicidad

Manu Dimas

"En El Salvador nos dieron un ultimátum tras la jornada dos"

El delantero grancanario pasa de una sorpresa a otra: "En el Viera hay material para hacer buenas cosas"

  • TERCERA
  • 11/10/2021 - 11:50
"En El Salvador nos dieron un ultimátum tras la jornada dos" Manu Dimas, en una imagen de archivo (C. Torres)

Manuel Borrego

 

El grancanario Manu Dimas (29) va de sorpresa en sorpresa últimamente. La primera, no recomendable, fue su experiencia en el fútbol salvadoreño. Acabó siendo breve porque se desmoralizó cuando “nos dieron un ultimátum en la jornada dos”. Y entonces decidió volver a España tras su estancia durante dos meses y medio en el club Isidro Metapán. La segunda ha sido agradable como integrante del nuevo Unión Viera. “No me esperaba el ambiente y la calidad que tiene el equipo. Podemos hacer cosas muy buenas”.

 

En un abrir y cerrar de ojos, Dimas pasó del otro lado del Planeta a volver a Gran Canaria, replanteando la temporada 2021-22. “Si me ofrecen otra vez una propuesta así, en un país de Centro América, no iría. Porque no me esperaba lo que nos ocurrió, me rompieron todos mis planes. No volveré a cruzar el Atlántico salvo que sea a un lugar donde tenga otra mentalidad”.

 

Dimas fue convencido por el entrenador español, Juan Cortés, que dirigía al club salvadoreño en transformación con un nuevo proyecto. Pero tras un empate y una derrota todo cambió. “Tengo que aclarar que el trato que recibí fue correcto, incluso hemos resuelto bien en lo económico. No tengo ninguna queja hacia el club. Pero me sorprendió la mentalidad de la gente que lo dirigía. Tras los dos primeros resultados nos separaron a los extranjeros del equipo, tres españoles y un colombiano, para darnos un ultimátum. Las palabras concretas fueron que nos daban ocho días para obtener resultados. En ese periodo había dos partidos pero … aquello me impactó. Querían ya victorias mientras el equipo y su juego estaba formándose. No estoy acostumbrado a este tipo de gestión de un club y, aunque razonamos que los proyectos tienen un tiempo, la exigencia quedó. A mí me descuadró por completo esa manera de hacer las cosas y en ese ambiente de inseguridad profesional sentí que estaba desubicado”.

 

Dimas habló con Cortés, que también entraba en el plan del ‘ya’ directivo, para explicar que ya no se sentía a gusto. “Estaba muy lejos de mi casa y desde ese momento no me sentía bien, ni sabía qué nos esperaba. No lo interpreto como amenaza, pero esa presión … Cortés (ahora en el fútbol de Nicaragua) me dejó suplente esos dos siguientes encuentros porque vio que no estaba bien. El equipo logró un empate y otra derrota. Y el ultimátum se cumplió. Nos fuimos de allí casi todos los españoles. Me llamaron para rescindir y no puse problemas porque sentía que ya no era mi sitio. Ese tono amenazante … no me educaron de esta manera. Conocí a buenas personas también. Me guardo un buen recuerdo de todos ellos”.

 

Dimas y su pareja regresaron a Gran Canaria cuando ya el primer mercado de futbolistas en España estaba ‘visto para sentencia’. Se quedó sin poder actuar salvo en Tercera RFEF, cuyas plantillas se mantienen abiertas hasta el ciclo invernal de incorporaciones. Y entonces, la segunda sorpresa. “Hablamos con la gente del Viera. Y no tuvieron que tirar la casa por la ventana”, precisa. “Me estaba entrenando con el Estrella. Es la primera vez que me dirige Angel Luis Camacho, aunque ya me había preparado alguna vez también con él cuando estaba en el equipo de Sardina del Sur. Y he de reconocer que estoy gratamente sorprendido con lo que me he encontrado en mi nuevo equipo”, admite Dimas.

 

En dos partidos oficiales, dos goles. “El mal sabor que tenía tras regresar de América se me ha ido quitando. En el Viera me he encontrado un ambiente de equipo mejor de lo que esperaba. Ya sabía que había un buen grupo, pero he descubierto muy buenos futbolistas además. Me ha sorprendido en general el equipo. Hay material para hacer buenas cosas, hay hambre entre los nuevos jugadores”.

 

Ahora Dimas, tras haber pasado por varios clubes canarios y peninsulares, ve las cosas de diferente manera. “Tengo algunos años más que otros compañeros. Los de arriba son buenos atacantes los que ha reunido el Unión Viera. Kevin Mendoza me parece ahora mismo el mejor del equipo. Y no exagero al decir que puede ser el mejor futbolista de la categoría. Borja Sebe es el más veterano, forma los ataques con mucho criterio. Llevo dos goles y las dos asistencias son suyas. A Loren no lo conozco bien, es muy joven, ha mostrado ilusión y hambre … Me han sorprendido muchos. Espero ayudarles todo lo que esté en mi mano”.

 

Dimas ha comenzado la temporada en Tercera sin descartar un salto en enero a otro destino. “Ahora mismo pienso en hacer las mejores cosas con el Viera y luego ya veremos si sale alto. Puede ser de aquí también, en los equipos de Segunda RFEF. Pero lo primero que tengo que hacer es recuperarme. Salí lesionado ante el Arucas y, de momento, un esguince de rodilla me paraliza esta semana. Espero pronto volver a los campos de juego”.

 

Noticias relacionadas