Publicidad

Los que pasan revista con Pepe Mel

Los siete disparos al palo de Alberto Moleiro

  • ENTRE BASTIDORES
  • 24/07/2021 - 11:16
Los siete disparos al palo de Alberto Moleiro Moleiro, en una acción de partido frente al Espanyol (UDLP.es)

Manuel Borrego

 

Pepe Mel sembró algunas pistas esta semana tras el primer encuentro de la gira peninsular. "Los niños (juveniles Moleiro y García) nos dan vida y alegría", dijo tras anunciar que cuenta con este tipo de jugadores para toda la temporada. En dinámica o en competición.

 

Alberto Moleiro (30 de septiembre de 2003, Santa Cruz de Tenerife) se ha dejado ver en los tres primeros partidos de la serie de amistosos que ha jugado la UD Las Palmas. No es una novedad su nombre en el bloc de notas de Mel, porque ya la pasada temporada hasta en siete oportunidades el centrocampista tinerfeño estuvo en los planes de convocatoria del primer equipo.

 

Acarició siete veces el debut oficial en Segunda División un jugador que, de haberlo hecho, habría batido un récord en la propia UD Las Palmas. Porque habría jugado en una misma temporada en los cuatro primeros equipos del club, en cuatro divisiones distintas. Moleiro participó en 2020-21 con el División de Honor juvenil (donde se sella su licencia federativa), en Tercera División y en Segunda B.

Estuvo su nombre en mente para su entrenador Raúl Martín, pero también para Yoni Oujo, Juan Manuel Rodríguez y Pepe Mel. Porque, sin duda, Moleiro tiene algo que viene emergiendo silenciosamente quizá pero sin pausa.

 

El centrocampista tinerfeño ha expresado en estos primeros partidos un fútbol que ha evolucionado, sin duda, acorde a una personalidad que crece también. Tiene un don el niño Moleiro: su humildad, el saber escuchar y el respeto a la profesión que ha elegido y en la que espera instalarse de amarillo. Y esa virtud camina de la mano con un fútbol que ya no pasa inadvertido. De aprendiz tiene buena pinta; ilusiona contemplarlo en un futuro que se aproxima.


La primera vez que estuvo entre los profesionales de la UD Las Palmas -entrenamientos al margen- fue en un amistoso con motivo de la inauguración del nuevo césped artificial de Teror. Pepe Mel lo ha observado bien, como el resto de técnicos de la cadena filial. El acierto de su captación sólo lo certificará el tiempo aunque ya los cálculos comienzan a encajar.

 

La pasada temporada la acabó de manera espléndida, dirigiendo el juego de un equipo juvenil campeón de Canarias que aspiraba a grandes logros y que sólo lo descarriló el Deportivo, en la tanda de penaltis. A la postre, campeón de la Liga española de la categoría.

 

El nombre de Moleiro no estaba entre los primeros facilitados para hacer la pretemporada. Y se incorporó con algunos kilómetros ya avanzados por los profesionales de Mel. Hace dos años a Pedri le ocurrió lo mismo y más tarde ...

 

Y si tiene que llegar, llegará. Con ese fútbol incisivo y decidido que ha enseñado en estas primeras sesiones amistosas hace pensar que su octavo disparo puede ser quizá el bueno.

 

 

Noticias relacionadas