Publicidad

Los que pasan revista con Pepe Mel

Joel del Pino, el perseguidor incansable

  • ENTRE BASTIDORES
  • 18/06/2021 - 11:53
Joel del Pino, el perseguidor incansable Joel del Pino; su dedicatoria a Megan antes de nacer (C. Torres)

Manuel Borrego

 

No hay quien doblegue la moral a Joel del Pino (21 de noviembre de 1997). Sigue a pie juntillas una colección de consejos que ha recibido en los últimos años de su entrenador, Juan Manuel Rodríguez, de su mentor en el club, Tonono Rodríguez, o del idolatrado Juan Carlos Valerón. El extremo del filial, que acudirá al examen de julio en Barranco Seco con otros futbolistas, está empeñado en convencer a Pepe Mel. De hacerlo, no tendría billete de vuelta por edad. Pero esa maravillosa tozudez es la que le está llevando lejos en el proyecto de la UD Las Palmas.

 

Joel no es el más brillante de los futbolistas de la cantera; pero él lo suple con su garra y meter pierna en cada balón. Como si fuera el último. "Decía Valerón que la siguiente jugada es la más importante". Joel no es un portento físico, no destaca por su estatura o musculatura. Pero ya tienen cuidado los rivales de ir al choque con él, porque en el campo su hombría está fuera de dudas. No es delantero, pero fue el máximo goleador del filial en la última campaña (6 tantos). Tiene regate, velocidad y, especialmente valorado, su orden y labor de equipo.

Y lleva una sobredosis de ilusión porque quiere aterrizar en el fútbol profesional y de amarillo. Se ha tomado muy en serio la llamada para el verano y, sin descuidar sus obligaciones paternales, está preparándose para no dejar nada en la puerta de entrada de Barranco Seco.

El futbolista grancanario ya estuvo cerca de acudir a una cita oficial del primer equipo. Ocurrió en el inicio de la temporada 2019-20, la de la pandemia, cuando por ausencias profesionales fue llamado por Pepe Mel para recibir a la SD Huesca en el Gran Canaria. Sin embargo, sufrió una lesión en el último entrenamiento que abortó esa primera intentona.

 

Pero Joel no bajó la guardia. Nunca antes lo había hecho. Se formó en Acodetti, pasó por juveniles de la UD Tamaraceite tras la reaparición de la entidad, recorrió plantillas como Piletas y Telde ... e, incluso, exprimió una primera experiencia en el exterior con el filial del Atlético Baleares.

Su penúltimo paso fue la UD San Fernando antes de incorporarse al filial amarillo en 2018. Escalón a escalón, con los oídos bien abiertos, ha ido ganando su propio espacio hasta compartir la última capitanía con Juan Rodríguez y Dani Martín.

 

De Valerón también está su último registro ofensivo: el penalti a cámara lenta. Fue un reto del Flaco pero Joel se ha especializado, siendo ahora el responsable del segundo equipo en las ejecuciones.

 

"Nadie me regaló nada en mi vida", relató a los lectores de Tinta Amarilla. Por eso no da el brazo a torcer ni en vacaciones.

 

Noticias relacionadas