Publicidad
  • Publicidad

Héctor Ramírez

"Los clubes de Segunda B requieren la ayuda como el voleibol o baloncesto"

El presidente del Tamaraceite anuncia un frente común con los ascendidos a Segunda RFEF para pedir apoyo institucional o renunciar a la categoría

  • SEGUNDA B
  • 09/06/2021 - 11:36
"Los clubes de Segunda B requieren la ayuda como el voleibol o baloncesto" Héctor Ramírez, presidente de la UD Tamaraceite (C. Torres)

Manuel Borrego


Héctor Ramírez la iniciativa del quinteto de clubes del Archipiélago que la próxima temporada militarían en Segunda RFEF. De momento el verbo va en condicional, porque el riesgo cierto de una renuncia está en caso de no recibir la ayuda institucional que reclaman "como otros deportes, como voleibol, balonmano y baloncesto".

 

El presidente de la UD Tamaraceite volvió a hablar este miércoles para los lectores de Tinta Amarilla, avanzando un frente común con los también titulares de San Mateo, Mensajero y el cuarto equipo que logre el ascenso. Porque para salir a competir "con unas exigencias cada vez mayores". Evalúa al menos 350.000 euros como mínimo para poder afrontar la campaña en Segunda RFEF, que no tendrá todavía un mínimo salarial obligatorio para los futbolistas. No podemos a fecha de hoy tener la incertidumbre si nuestros organismos nos van o no a ayudar", comentó.

Las exigencias

"Hemos trasladado que es muy complicado para el fútbol canario competir en la Segunda División B. Cada año que pasa son mayores las exigencias económicas, fiscales, jurídicas, administrativas ... que nos exige la Real Federación Española. Y es como debe ser, para que no vuelvan a ocurrir casos como los de antaño que todos conocemos. Pero a los clubes de Segunda B cada día es más complicado afrontar estos compromisos, asumiendo costes y compromisos económicos que una competición así nos exige"

Agradecimientos

"Hemos enviado nuestros mensajes a los organismos públicos, porque ellos son la llave de esta situación. Pongo el ejemplo del Cabildo, a través de su consejero Paco Castellano, que nos ha ayudado y comprenden la situación. Al igual que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de Aridany Romero, ... cada uno ha puesto de su parte. Y hemos podido cumplir así con la categoría, que a nivel deportivo lo hemos hecho bastante bien"


"Pero venimos haciendo una obra social porque nuestro club no tiene vocación lucrativa: no cobramos un euro a los niños. No hay otra manera de ayudar a un club que el apoyo de las instituciones y de las empresas privadas. No hay sueldos, gastamos nuestro tiempo libre y volcamos nuestras ilusiones para que la sociedad canaria pueda disfrutar del deporte. Si a un proyecto como el de la UD Tamaraceite no se le ayuda, no sé qué más podríamos hacer"
Llevar el planteamiento colectivo

 

"Hemos demostrado que con una idea deportiva, de fútbol, y con un trabajo serio en pocos años hemos llegado hasta aquí. Por eso necesitamos el apoyo. A partir de la semana próxima nos vamos a reunir los presidentes de los equipos que estamos en la Segunda RFEF, con el Mensajero, San Mateo y el que venga. Debemos llevar un planteamiento colectivo porque las necesidades son similares. Cada uno pondrá sus impresiones sobre la mesa, ver todas las exigencias que debe cumplir. De momento no se habrá un salario mínimo (para los jugadores) en la Segunda RFEF, pero ya sí lo habría en la temporada siguiente. El fútbol canario, así, sólo podría existir para los equipos profesionales como la UD Las Palmas y el CD Tenerife. Pueden tener muchísimos socios, están en el Fútbol Profesional y tienen mayores garantías de ingreso para cumplir con sus propios compromisos"

El riesgo de renuncia existe

"El peligro de la renuncia existe y se lo queremos hacer ver a todas las instituciones públicas. Lo que se viene es que el fútbol en Canarias no pasaría de la Tercera División. Pero en Canarias tenemos buenos futbolistas, excelentes deportistas, que merecen ser potenciados como se apoyan a otros deportes como voleibol, balonmano o el baloncesto. Todos tenemos el mismo derecho, aunque el que más masa social tiene y más practicantes es el fútbol. De esto deben de ser conscientes todos nuestros gobernantes para que se valore en justicia y se ayude a los equipos que estamos en Segunda B. No podemos decir sí a una categoría sin saber cuánto dinero vamos a poder cubrir. No podemos a fecha de hoy tener la incertidumbre si nuestros organismos nos van o no a ayudar"

Un mínimo de 350.000 para salir a competir

"Para salir a competir, un club de la nueva Segunda División B no está por debajo de los 350.000 o 400.000 euros. El mínimo, según hemos podido comprobar, es de 350.000 euros, eso es seguro. La temporada que acaba de finalizar nos supuso un gasto de 450.000 euros aproximadamente. No cobramos cuotas, hemos tenido que buscar ese dinero. Quizá otros necesitarían menos. El gasto de plantilla, por exigencia de la RFEF, tiene la condición que todos los jugadores han de estar dados de alta (Seguridad Social) y pagar lo que se pacte. Esas obligaciones hay que cumplirlas, además de viajes, árbitros, ... La RFEF nos emite los pasajes con su agencia, con la que no podemos decidir qué vuelos nos tocan. Por eso para ir a un sitio de Andalucía pasamos primero por Barcelona y luego por Sevilla para seguir en carretera. Y la vuelta, el mismo vía crucis. El resto lo tenemos que poner nosotros (enumera conceptos de manutención). Es muy complicado para un club de barrio, como lo somos nosotros. Detrás de los encuentros está todo este entramado. Si queremos fomentar el fútbol canario, no sólo el Tamaraceite, hay que apoyarlo. El fútbol canario es muy bueno, pero los clubes no podrán afrontar más allá esta situación hasta la Tercera División"


"Al frente de los equipos hay personas que se vuelcan en dedicar su tiempo para una obra de interés general, además de un proyecto social como el que pusimos en marcha. Muchos somos trabajadores, no tenemos solvencia económica, somos gente del pueblo, ayudado con amigos y vecinos. No nos pueden pedir más"

Que no separen a los equipos canarios

"Una de las soluciones para recortar costes es la de que en el grupo de Segunda RFEF estén los cinco equipos de Canarias (Tamaraceite, Las Palmas Atlético, Mensajero, San Mateo y el que falta por definir). Si nos separan sería un daño añadido. Dicen que los equipos de la Península presentan sus quejas por venir a Canarias una vez. Nosotros hemos viajado cada quince días cuando nos tocaba. El sacrificio ha de ser de todos. La Federación tiene que ser sensible y mantenernos unidos en el mismo grupo. Espero que el rumor no acabe siendo realidad"

 

Noticias relacionadas