Publicidad

Efeméride

17-05-1959: El Insular se viene abajo con el histórico gol de Macario

  • SABÍAS QUE ...
  • 17/05/2021 - 06:11
17-05-1959: El Insular se viene abajo con el histórico gol de Macario El gol de Macario, en la portería de Naciente (UDLP.es)

Manuel Borrego

 

La UD Las Palmas se jugaba su continuidad en la Primera División en el partido final de la temporada 1958-59. El Estadio Insular rebosó sus gradas, como en los grandes días de aquella primera década del club. Porque el partido contra la UD Levante iba a conocer quién sería equipo de Primera División en la siguiente campaña.

 

La UD defendía la condición de conjunto de Primera y el Levante era aspirante al ascenso. En el choque de ida, disputado en el Estadio Vallejo, Las Palmas había logrado una mínima ventaja 1-2 (goles amarillos de De Mola y Larraz). Pero quedaban 90 minutos intensos.

 

Hubo nervios. Y el Levante se puso por delante en el marcador con un gol de Llona, a los 23 minutos de juego, logrado de potente chut. Las Palmas no fraguó su gol hasta avanzada la segunda parte, en el 65, cuando el palmero Macario logró conectar un cabezazo tras córner lanzado por el pibe Larraz y desviado previamente por Parodi.

 

Las crónicas hablan de un juego desordenado en general y brusquedades del Levante, especialmente en las acciones del veloz Jorge Larraz. El extremo nacido en Argentina había sorprendido en el choque de ida y fue objeto de una especial vigilancia.

 

El 1-1 final salvaba a Las Palmas en una difícil campaña, que había comenzado en el banquillo Baltasar Albéniz y finalizada por el doctor Jesús Navarro Mazzotti.

 

El once de aquel día salvador lo integraron Pepín, Pantaleón, Marcial, Beltrán, Torres, Parodi, Villar, Larraz, De Mola, Naranjo y Macario.

 

El Levante jugó con Candi, Torres, Marañón, Camarasa, Esparza, Montejano, Vila, Paredes, Guerrero, Espejín y Llona. El Levante sufrió la lesión de Torres por lo que terminó el partido con diez. En aquel momento no había cambios autorizados salvo el portero.

 

Por la salvación en Primera, los jugadores de la UD recibieron una prima de 15.000 pesetas de la época, al cambio al menos de 10 euros actuales.