Publicidad

La previa

Menos renovación y más permanencia

El partido contra la Ponferradina, este domingo a las 19.30 horas, en el Gran Canaria

  • CRÓNICAS
  • 01/05/2021 - 09:13
Menos renovación y más permanencia

Manuel Borrego

 

Ha tenido que aparecer esta semana Aythami Artiles desde la profundidad del vestuario de la UD Las Palmas como un médico chino, para dar el consejo que faltaba tras días de incertidumbre y clara desorientación general. "Están usando mal las mascarillas" ...

 

Porque se habían emitido demasiados mensajes sobre renovación y planes de futuro sin haber terminado la labor primaria del presente, al menos la elemental. El directo del capitán de Arguineguín lo captó sin duda el propio Pepe Mel, que ya ha acabado (al parecer) sus discursos sobre la renovación para centrarse en el objetivo claro de la permanencia. Porque a falta de seis jornadas aún no es un hecho consagrado en los planes del equipo.

 

Y de las palabras hay que pasar a los hechos. Toca el turno a los futbolistas amarillos, esos que generaron en algunos momentos la ilusión y en otros el desencanto. Tienen que resolver este domingo una papeleta complicada, ante un equipo con mayúsculas que con pocos nombres y menos presupuesto está haciendo mucho camino en la temporada. Y llega a la isla con otro mensaje: el de exprimir todo el jugo a sus opciones para colarse en el play off.

 

Entre la UD Las Palmas y la SD Ponferradina hay siete puntos de distancia en favor de los bercianos. Pero, por lo contemplado en la segunda vuelta, hay mayor brecha en cuanto a sensaciones y fútbol colectivo. Su entrenador Pérez Bolo ha dicho que viene a por todas a la isla, donde nunca logró nada relevante como entrenador.

 

Ese riesgo tienen que salvarlo los jugadores y Pepe Mel, que ha anunciado cambios en relación a los que bajaron la guardia frente al RCD Espanyol el pasado fin de semana. Y han de hacerlo por fútbol, por oportunismo, por sacrificio o como sea. Porque ya la teoría importa nada y sólo interesa que el casillero 50 aparezca al menos en la clasificación de la UD Las Palmas. Y si antes, mejor.

 

Es un día comprometido para la UD Las Palmas que tiene un aval antes de la disputa: con o sin público, el interminable polémico estadio de Gran Canaria es su gran aliado. Ahí puede encontrar la paz de una permanencia que se merecen sus incondicionales. Para que en mayo no sea etapa de tormentas.

 

Noticias relacionadas