Publicidad

90-81: Victoria en versión coral del Gran Canaria

Supera al Acunsa Gupizcoa y amplía su distancia sobre la zona de peligro de la clasificación liguera para afrontar libre de cargas domésticas la semana de los cuartos en Europa

  • CBGC CRÓNICAS
  • 21/03/2021 - 14:13
90-81: Victoria en versión coral del Gran Canaria Shurna anota una de sus canastas con un Fade away. (Acb-photo/M. Henríquez)

Juan Pedro Borrego
Fotos: Acb-photos/M. Henríquez

El Gran Canaria marca ya una distancia importantísima con la zona del miedo. Ante el penúltimo clasificado, el Acunsa Guipuzcoa, los amarillos logran una victoria fundamental para afrontar con tranquilidad en la liga doméstica una semana de sueños europeos, marcvando además no solo la cuatro victorias de ventaja sobre los vascos sino el hecho de haberle ganado los dos compromisos ligueros. En un partido marcado por las alternancias en el marcador y en el que finalmente se impuso el Herbalife por desgaste del rival (91-80), se sumó la décima victoria de la temporada, sin la necesidad de un recital de Slaughter y si con una reparto mayor de la responsabilidad ofensiva.

El partido se inició, casi como transcurriría durante los cuarenta minutos de juego, con intercambio de aciertos y fallos. Solo dos triples del Acunsa le permite llevar la primera iniciativa ante un Gran Canaria que no se encuentra fino en el lanzamiento exterior. Slaughter rompe con la sequía, cuando los de Nicola había logrado una renta de 5 puntos 4-10; y Kilpatrick le puso la puntilla al segundo acierto triple para culminar a primera pequeña remontada (12-10) con un parcial 8-0. Fue el momento en el que se vio la debilidad donostiarra con respecto a los amarillos, el juego interior. El Gran Canaria, con más peso bajo los aros, no solo se hacía con las capturas de los rechaces del aro o del tablero, sino que taponaba cualquier opción de anotación en la pintura de los donostiarras.

En ese momento, se dio un vuelco en el guión del partido. El Guipuzcoa empezó a dominar en la zona y el Gran Canaria salvaba la situación con anotaciones exteriores a veces milagrosas. Se devolvía así a la paridad en el marcador antes de que se terminara la primera cuenta a tras (22-23).

Y así se comprendía que desde que uno de los equipos lograra mayor equilibrio entre juego interior y exterior, iba a tomar una renta importante, como así le pasó al Gran Canaria para irse a los trece de ventaja (43-30). Balcerowski cometió su tercera falta cerca del descanso (43-35) y el Granca necesitó de tirar de la veteranía de Stevic y Costello para contener el intento de reacción de los hombres de Nicola (48-42).

Nicola se la jugó a la carta del interior y a los amarillos les costaba sacar ventaja de los espacios por el exterior. Desde entones el partido era un choque técnico constante, con cambios de planes uno tras otros y variaciones en el control del electrónico, unas veces favorables a los locales y otras, a los visitantes. Los tiempos muertos se sucedían y llevar un ritmo de juego constante se hacía casi imposible (58-60, 64-60).

Se llegaba a la recta final muy igualado y Fisac necesitó arriesgar con los hombres que si bien le podían dar la victoria, estaban al borde de una eliminación por faltas. Bien con Balcerowski o Diop en la pista, sus centímetros condicionaron al Acunsa y desde un perímetro más liberado, la artillería amarilla marcó una distancia de 11 puntos importante a cuatro minutos del final (81-70). Y así, los locales llegaron a la docena (86-74) para casi hacer imposible cualquier nuevo intento visitante.

Ficha del partido:
90 Herbalife Gran Canaria (22+26+23+19):
Salaughter (5), Okoye (3), Beirán (7), Shurna (17), Balcerowski (7) -equipo inicial-, Kilpatrick (17), Albicy (10), Dimsa (7), Diop (2) Costello (13) y Stevic (2).

81 Acunsa Donosti (23+19+25+14): P. Tomás (8), Faggiano (17), Radoncic (13), Oroz (2), Okouo (23), Span (3), Magarity (5), Dee (8), Carlson, Motos y Olaizola (2).

Árbitros: Juan Carlos García, Rafael Serrano y Carlos Merino. Eliminado por faltas: Balcerowski (m. 32).

Incidencias: 27ª jornada de la Liga ACB. Pabellón Gran Canaria Arena. Sin público.