Publicidad

Efeméride

1-03-1964: León engaña al meta del Granada

  • SABÍAS QUE ...
  • 01/03/2021 - 11:11
1-03-1964: León engaña al meta del Granada Una escena del gol con Otero, de espaldas al disparo -Eco de Canarias-; a la derecha: Otero, Erasto y León (TA)

Manuel Borrego

 

Hace unos días, el hermano de José Manuel León recordaba en público una anécdota de la que fue protagonista el legendario extremo de la UD Las Palmas. Lo definió como "un pícaro del fútbol" al explicar cómo había engañado al portero de un equipo rival. Y con aquel truco Las Palmas pudo ganar 1-0 al Granada en el Estadio Insular.

 

Sucedió el 1 de marzo de 1964, en el tránsito del que sería tercer ascenso amarillo a la Primera División. Faltaban pocas jornadas para culminar el Campeonato y aquel Granada era un hueso duro de roer. Al contrario, las crónicas de la época recuerdan que el equipo nazarí mereció más y pudo llevarse la victoria en la isla, para complicar las aspiraciones del conjunto que entonces dirigía Vicente Dauder.

 

Pero a los 39 minutos se produjo el escándalo. Juan Ignacio Otero, experimentado portero del Granada, agarró un balón en el área al que pretendía llegar José Manuel León. Ambos chocaron pero el colegiado no señaló nada beneficiando al meta en su condición ventajosa en la jugada. Sin embargo, Otero se despistó tras hacer una reclamación al colegiado Orrantia Capelastegui (Navarro). León tenía entonces 19 años y no era titular habitual en los partidos. Se quedó observando y cuando el portero se tranquilizó le dijo: "No ves que el árbitro ya pitó la falta. Sácala".


Entonces, nadie en el estadio conocía el contenido del breve diálogo entre el delantero y el portero rival. Otero dejó el balón en el suelo haciendo caso a León y dio la espalda para tomar el impulso del patadón. En esto llegó Erasto, que estaba atento, y envió el cuero al fondo de la portería anotando sin oposición un gol que legalizaron los colegiados.


Los jugadores del Granada se amontonaron en torno a Orrantia que, durante cinco minutos, tuvo que sortear el enfado andaluz. De ese affaire acabó expulsado el jugador San Román mientras los amarillos celebraban el tanto astuto del palmero Erasto.

 

Años después León confesó aquel hecho en una entrevista en Tinta Amarilla. Los periódicos de la época desconocían el por qué en aquel momento el experto Otero actuó inocentemente ante un futbolista juvenil. "En aquellos años aprendí mucho de mis compañeros", decía León. "Precisamente Erasto era tramposo ante los defensas rivales, que no eran como los de ahora".

 

El triunfo permitió a Las Palmas afrontar la semana del derbi en Segunda contra el Tenerife con tranquilidad, para luego volver a vencer 1-0 con un nuevo gol de Erasto.

 

Las Palmas formó aquel 1 de marzo de 1964 con Oregui, Ardura, Tonono, Torrent, José Luis, Evaristo, Germán, Vegazo, Santamaría, León y Erasto.

 

El Granada, dirigido por Ignacio Eizaguirre, lo hizo con Otero, Torres, Alcantarilla, Yedidi, Manolet, Coll, Pirri, Pellejero, Chapela, Almagro y Sanromán.