Publicidad

Carta abierta de Paché Mederos

  • TOQUE POR DENTRO
  • 11/02/2021 - 17:36
Carta abierta de Paché Mederos Paché, entre varios luchadores del Unión Gáldar (C. Torres)

Con ruego de su publicación en Tinta Amarilla, Paché Mederos nos envía esta misiva dirigida hacia la gente de la lucha canaria. Tras muchos años vinculado al U. Gáldar, al que salvó de su desaparición, dice lo siguiente:

 

"Hola a todos, soy Paché, aunque en mi DNI ponga que me llamo José Mederos Gordillo. Y digo esto porque para mis amigos sigo siendo el mismo. Voy cumpliendo años pero intento seguir siendo el mismo, sin que nada ni nadie me cambie.

 

En las semanas pasadas he tenido un protagonismo que me sobrepasa. Y es que ustedes saben que a mí no me gusta el protagonismo, porque no creo merecerlo. Hay mucha gente a mi alrededor que lo merece más. Y lo digo por la cantidad de mensajes en la redes sociales solicitando que el terrero de Gáldar pase a llevar mi nombre. No lo merezco; y no lo quiero. La lucha canaria en Gáldar ha sido, es y será grande por mucha gente. Yo sólo he puesto mi grano de arena por un deporte que me ha dado tanto y tan bueno.

 

Gáldar ha tenido y tiene grandes luchadores que son merecedores de tal distinción, por eso siempre he defendido que el terrero debe llamarse "Luchadores de Gáldar", no sólo por los que se han puesto la ropa de brega para defenderlo, sino también por quienes lo han defendido desde fuera... ¿y por qué no decirlo?, por una ciudadanía ejemplar y también luchadora.


También he sido protagonista por mi situación laboral ... esa sí que me duele un poco más, porque siempre me he desvivido por la base y creo que es fundamental. Por eso, cuando recibí la llamada de la Escuela Insular de Lucha Canaria me supuso una enorme alegría y responsabilidad y traté de devolverlo con trabajo y dedicación; sin importar el tiempo y dónde fuera. De hecho, he ido constantemente a municipio de La Aldea de San Nicolás y me he ofrecido voluntario.


Tras este año en el que nos ha cambiado la percepción el coronavirus, he aprendido una nueva lección, y es la importancia de `luchar´ de otra manera por nuestro deporte. Pero cuál fue mi sorpresa que cuando se reanuda la actividad de la Escuela Insular, me dicen que no cuentan conmigo por mi edad y porque soy una persona de riesgo. Y claro que lo soy, como lo son los médicos, enfermeras, conductores de ambulancia, auxiliares, limpiadoras, profesores, cajeras, etc...


Ante lo que era una clara vejación por mi edad, algo que no sólo es injusto, sino que además en ilegal. Alguno ha querido tergiversar y decir que no estaba capacitado para las nuevas técnicas para dar las clases en los colegios ya que había que utilizar un ordenador con un sistema informático para dar los conceptos virtuales en las aulas. Y eso fue una decisión unilateral porque nadie me ha pregunta mis conocimientos, ni si quiera se me ha formado para decir si valgo o no para eso.


He sido delegado comercial del prestigioso periódico La Provincia y nuestra relación con ellos se hacían de manera telemática, a través de internet y usando ordenadores. Sólo tardaron una tarde en formarme para decirme cómo era su funcionamiento.


Me he desvivido siempre por los más pequeños, los he ido a recoger y llevado después a sus casas. Si se lesionaban los llevaba a la rehabilitación o al médico, si había que ir al otro rincón de la isla para ayudar, allá que voy. Y no creo que en el tramo final de mi vida laboral merezca esto.

 

Así se lo he hecho saber al nuevo presidente de la Federación de Gran Canaria y a las autoridades municipales. Porque la edad no debe ser un impedimento para seguir realizando la labor que desde hace tanto tiempo hago y desde hace unos años realizo con la Escuela Insular. Y si hay alguna otra razón, creo que me merezco que quienes toman esa decisión tengan la valentía de decírmelo a la cara y no con mensajes falsos a terceras personas.

 

Estoy muy orgulloso de pertenecer a la Escuela. Porque creo que ha sido y es un proyecto vital para nuestra Lucha Canaria y un acierto del Cabildo. Además, he visto a mis compañeros darlo todo pos este proyecto y puedo decir, como veterano, que me siento muy orgulloso de ellos porque me han enseñado mucho. Hemos conformado un grupo de trabajo unido y cohesionado que ha dado sus frutos, y sólo mis ganas de seguir junto a ellos y cerca de los jóvenes para seguir inculcando los valores de nuestra Lucha Canaria me hacen escribir esta carta.

 

Noticias relacionadas